viernes , junio 5 2020
Inicio / Minería / Proyecto Tía María, una oportunidad

Proyecto Tía María, una oportunidad

La pandemia del Covid-19 nos dejará en condiciones económicas muy negativas. Se estima que nuestra economía tendrá este año una caída de -4,5%, y que la pobreza retrocederá entre 7 y 8%. Esto quiere decir que más de dos millones de peruanos volverán a la situación de pobreza, después del enorme esfuerzo que se ha hecho durante años para alejar a millones de peruanos de tan injusta situación. Para superar esta difícil situación, se requiere dictar medidas urgentes –en todas las actividades productivas y comerciales- destinadas a reactivar nuestra economía, cumpliendo con todos los protocolos de salud y seguridad que eviten contagio y la consecuente propagación del virus. En el marco de la importancia que tienen todas las actividades productivas, debemos tomar conciencia del real valor de la minería. Tenemos proyectos mineros con estudios avanzados, lamentablemente paralizados por conflictos sociales.

 

Uno de los proyectos de inversión privada que precisamente, puede ayudar en gran medida al desarrollo de la provincia de Islay y de Arequipa, es el proyecto Tía María. La Ministra de Energía y Minas manifestó en una entrevista del domingo pasado, que en algún momento debería salir el proyecto. Sería bueno que, además, manifieste de manera contundente y asertiva, la convicción y fortaleza que debe mostrar el Estado en esta coyuntura. No entendamos por fortaleza, la represión de las manifestaciones que se pudieran dar en contra del proyecto sino, por el contrario, entendamos la fortaleza como comunicación asertiva, como pedagogía con la población. Fortaleza es también la capacidad para garantizar por parte de la empresa: (1) la ejecución de los compromisos sociales, los que deben incluir mediciones periódicas de los indicadores de desarrollo social (2) el estricto cumplimiento de los estándares ambientales.

 

Según datos de la última presentación pública de la empresa, el aporte total en impuesto a la renta y regalías llegaría a 5,460 millones de soles durante la vida de la mina, lo que equivale a un aporte de 273 millones de soles anuales para Arequipa, esto dependiendo del precio del cobre, si sube el precio suben los aportes. El gobierno nacional recibiría 216 millones adicionales por impuesto a la renta e impuesto especial a la minería, otros 111 millones de soles se captarían en dividendos, aduanas, aporte a la OEFA, contribuciones sociales, entre otros. Generaría también unos 80 millones de soles en compras locales por año. Esto dinamizaría más la economía de las áreas de influencia directa e indirecta.

 

El proyecto Tía María requiere una inversión de 1,400 millones de dólares para producir 120,000 toneladas de cobre puro por año. En la etapa de construcción, el proyecto generaría 9,000 empleos: 3,600 directos y 5,400 indirectos. En la etapa de operación, que será de 20 años: 600 empleos directos y 4,200 empleos indirectos.

 

El Estado peruano y la empresa Southern Copper, tienen que tratar con mucha objetividad las justas aspiraciones de las poblaciones del entorno del proyecto. Un desafío que me permito plantear, es que la empresa se considere como el aliado del Estado, para lograr el desarrollo integral del Valle de Tambo. Esto implica una gestión eficiente de todos los recursos, para generar mayores ingresos y consecuentemente, mejores condiciones de vida, para los habitantes del valle en donde, la minería tiene que impulsar a la agricultura mediante:  la provisión de recursos para el uso de tecnologías modernas de riego, la optimización en la gestión del agua, la ampliación de frontera agrícola, generación de agroexportación, capacitación de jóvenes en tecnologías modernas que se requerirán en el futuro, entre otros beneficios. Los pobladores de Cocachacra y del Valle de Tambo, no pueden dejar pasar esta gran oportunidad.

Acerca de roveri-myenergia

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Minería cayó 42.29% en el mes de abril

La economía peruana continúa siendo golpeada por el coronavirus y, como era previsible, en abril …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *