16.1 C
Lima
21 de junio de 2022
Actualidad

¿Cómo se establece el precio del combustible en los grifos? Dos expertos lo explican

La semana pasada Petroperú anunció que -a raíz de la invasión de Rusia a Ucrania- que los precios de los combustibles subirían hasta en 13%. Ayer -usando el portal Facilito de Osinergmin- se reportó que el precio del galón de gasolina de 84 octanos fluctúa entre S/ 10.44 y S/ 20.59 en los distritos de la capital.

El precio más bajo se ubicaba en un grifo de La Victoria, donde dicho combustible alcanzaba los S/ 10.44 por galón. En cambio, el precio más alto de S/ 20.59 se registraba en Villa El Salvador.

En cuanto a la gasolina de 90 octanos, el precio por galón varía entre S/ 15.00 y S/ 21.50 en los diferentes grifos de la capital. Los distritos en donde se registraban los mayores precios eran San Juan de Lurigancho, Ate y San Isidro.

Por otra parte, la gasolina de 95 octanos tiene un rango de precios que va desde S/ 16.80 en Villa el Salvador a S/ 22.60 en San Juan de Lurigancho. Mientras que la gasolina de 97 octanos se encuentra entre S/ 17.39 hasta S/ 23.59.

En tanto que el diésel DB5 S-50 (petróleo) está en S/ 14.87 a S/ 20.26 el galón en los grifos de la capital. Pero, ¿cómo se establecen el precio de los combustibles en los grifos? Gestión conversó con dos expertos sobre el particular.

Gustavo Navarro, exdirector General de Hidrocarburos, explicó que el precio referencial que publica el Osinergmin todos los lunes se trata de un precio de referencia para los comercializadores mayoristas, y no representa, de ninguna manera, una fijación de precios. “Esta publicación se realiza de manera semanal cumpliendo con las disposiciones normativas del Ministerio de Energía y Minas. Este precio no equivale al precio de venta al público: equivale al producto importado puesto en puerto peruano”, precisó.

Los precios de referencia constituyen -de acuerdo al Osingermin- valores calculados para operaciones eficientes de importación y/o exportación de combustibles (según sea el caso) para el mercado nacional, que reflejan las variaciones de los precios internacionales de los combustibles líquidos en un mercado relevante.

De ahí -explicó Navarro- si el grifero está supongamos en Breña tiene que contratar una cisterna que vaya al puertos, supongamos al Callao, para retirar el producto (combustible). “El operador de la planta le va a cobrar al grifero un plus ya que tiene que recuperar el costo de recepción, almacenamiento y despacho, que es propio de la plantas. A esto costo el grifero debe sumarle el flete, que es el costo del transporte de la cisterna para que le lleve el combustible hasta donde se ubica sus operaciones”.

A reglón seguido, dice que una vez que la cisterna llega a sus operaciones para descargar el combustible, se añade los costos de operación del grifo tales como impuestos, sueldos, servicios básicos, y otros. “Todo ello es la cadena productiva de lo que el grifero deberá establecer su margen (ganancia). Cuando se compra un galón de gasolina se paga tres impuestos”.

Estos son:

  • ISC, que es un monto fijo, depende del tipo de combustible y es por galón. (Va S/ 1.21 a S7 1.70)
  • 8% de impuesto al rodaje, que el precio de venta de la planta
  • IGV e impuesto municipal (18%)

“El precio del diésel para el usuario final se determina por la cadena de comercialización, como resultado de la suma del precio mayorista, los impuestos, costos y márgenes comerciales de los demás agentes que participan en la cadena”, refirió en tanto Osingermin.

Se estima que en promedio el precio mayorista representa aproximadamente el 66%, los impuestos 26% y el margen de las estaciones de venta al público el 8%.

Renato Lazo, exgerente general de la Asociación de Grifos y Estaciones de Servicio y experto en temas de hidrocarburos, detalló que el precio es de libre mercado en toda la cadena. “Somos importador neto de combustible, que tiene un precio internacional. Este producto tiene venir en un barco como toda importación, que genera un costo por el tiempo que el barco permanezca para la descarga”.

A ese precio se le suma una serie de componentes como el precio de paridad de importación (PPI).

Este es el primer eslabón, acotó. “Este es un precio de referencial al que se le suma algunas cosas, como que el producto que se está importando caiga en el fondo de estabilización del precio del combustible. Luego se aplica impuestos (rodaje, ISC, IGV) así como el transporte (flete). También se añade el margen”.

“Hay una cadena larga, que varía según el producto. Pero es así como se forma el precio de los combustibles aunque no todos los combustibles tiene la misma estructura de precio”, añadió.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

GM y Honda amplían su colaboración en materia de vehículos eléctricos

admin-roveri-mye

Beatriz Fung es la nueva gerente general de Petroperú, ¿de quién se trata?

admin-roveri-mye

El desarrollo industrial en macrorregiones contribuirá a cerrar brechas sociales

admin-roveri-mye

Leave a Comment