15.1 C
Lima
15 de agosto de 2022
Energía

Congreso archiva proyectos de portabilidad eléctrica para las mypes

La Comisión de Energía y Minas del Congreso de la República resolvió enviar al archivo los proyectos de ley 900/2021 y 937/2021, presentados por las bancadas de Perú Libre y Fuerza Popular con la finalidad de conceder a las micro y pequeñas empresas (mypes) la libertad de ingresar al mercado libre de la energía (portabilidad eléctrica).

Es decir, al mercado donde industrias y grandes comercios contratan electricidad a un precio 50% más barato del que pagan hoy en día los usuarios regulados (hogares y mypes entre ellos).

A ese fin, los proyectos de ley proponían bajar la valla de acceso a este mercado, desde el tope actual, de 200 kW de consumo anual, hasta un piso de 50 kW o 60 kW, lo que permitiría el ingreso de miles de mypes a esta plaza eléctrica.

De acuerdo a la Plataforma Nacional de Gremios Mipymes las iniciativas favorecerían a 20 mil mypes, entre ellas, a panaderías, empresas del rubro textil y confección, productoras de calzado, restaurantes y metalmecánicas.

No obstante, ambos proyectos fueron desaprobados hoy en la Comisión de Energía y Minas del Congreso con seis votos a favor, cuatro en contra y una abstención, después de largos e intensos debates.

OBJECIONES DE LA SNMPE

Y es que en las últimas semanas el grupo de trabajo puso a consideración tres dictámenes, uno a favor y dos en contra de los proyectos de ley.

Para este último dictamen en contra, el presidente de la comisión, Carlos Alva (Acción Popular), dijo contar con la opinión de más actores, como la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), gremio que presentó una larga serie de objeciones.

Por ejemplo, la SNMPE refirió que la flexibilización de la valla de acceso al mercado libre favorecería muy poco a las mypes y más a los bancos, centros comerciales, supermercados, casinos, tragamonedas, grifos, entre otros usuarios que “pertenecen, mayoritariamente, a empresas grandes y/o grupos empresariales”.

“Las mypes son menos de 1/3 de los usuarios que se beneficiarían eventualmente de esta reducción de límites”, precisó la SNMPE.

Señaló también que las mypes no son empresas que “generan especial interés para los generadores eléctricos” debido a su bajo consumo de energía, por lo que es muy probable que estas utilicen intermediarios (comercializadores de energía), que serían, en última instancia, los más beneficiados con la nueva normativa.

TARIFAS REGULADAS

A eso, Alva agregó que los proyectos de ley cambian las reglas de juego con las cuales las distribuidoras eléctricas proyectan su demanda, por lo que estas perderían ingresos, exponiendo al Estado a demandas internacionales.

“Los proyectos de ley no han presentado justificaciones, tales como un estudio de mercado de la demanda de electricidad o el grado de competencia que permite fijar la nueva valla en 60 kW”, apuntó.

Indicó, además, que la migración de usuarios hacia el mercado libre reducirá el tamaño del mercado regulado y también su economía de escala, lo que redundará en mayores tarifas para los usuarios regulados.

Sin embargo, el congresista Jorge Morante (Fuerza Popular) refutó este argumento por considerar que no se ajusta a la realidad.

“No es cierto que las tarifas reguladas aumentarán porque las mypes se irán del mercado regulado y éste se hará más pequeño, porque eso (las tarifas) es fijado por Osinergmin. Si algo así ocurriera, el mercado regulado no debería llamarse de esta manera, sino mercado libre”, apuntó.

Por esta razón, pidió reconsiderar el último dictamen de la comisión, pero su solicitud fue rechazada por escaso margen en una accidentada votación.

EL COSTO DE LA ENERGÍA

Las mypes esperaban con ansias la aprobación de los proyectos 900 y 937 para aliviar su alicaída economía.

Así, las empresas orientadas al sector metal-mecánico estimaban obtener una reducción del 20% a 30% en sus tarifas de luz, lo que les permitirá destinar este ahorro “en herramientas que permitan la reactivación de nuestros negocios”, sostuvo José Antonio Valcárcel, presidente del Comité de la Pequeña Industria de la Sociedad Nacional de Industrias – COPEI.

También las panaderías contaban con migrar al mercado libre para revertir su adversa situación, reflejada en el cierre de más de 600 establecimientos en el último año debido al alza de los costos de la energía.

“Los precios de los insumos han subido casi al 70% sumado al recibo de luz y la mano de obra. Ahora más que nunca es importante que el Congreso impulse la reducción de la valla de electricidad para que nos permita realizar la compra de energía directamente”, manifestó Pío Pantoja, presidente de la Asociación Peruana de Empresarios de la Panadería y Pastelería (Aspan).

El archivamiento de los proyectos de ley pone un freno a estas aspiraciones, pero de manera transitoria.

Y es que el pasado 8 de julio el congresista Wilson Soto (Acción Popular) presentó un nuevo proyecto de ley que persigue el mismo fin que los proyectos archivados.

Nos referimos al P.L. 2543/2021-CR, “Ley que faculta a las Mypes a elegir el mercado libre o regulado de electricidad”, el cual cuenta con el respaldo de otros seis congresistas de la bancada de Acción Popular.

La flamante iniciativa será discutida en la próxima legislatura congresal.

Fuente: EL COMERCIO.

Related posts

Gas natural vehicular de Camisea beneficia a ocho regiones de Perú

admin-roveri-mye

Las ciberamenazas para el sector energético

admin-roveri-mye

Cusco: construcción de planta de fraccionamiento de líquidos de gas natural empezaría a fines del 2022

admin-roveri-mye

Leave a Comment