14.9 C
Lima
17 de agosto de 2022
Economía

Economía peruana responde bien a los retos que impone la coyuntura externa

Salir de la crisis que significó la pandemia no es fácil para ningún país en el mundo. Sin embargo, paulatinamente las economías globales, incluyendo la peruana, están resurgiendo y retomando el ritmo que mostraban hasta antes de la emergencia sanitaria.

No obstante, un nuevo contexto de crisis opaca el avance de este proceso, pues el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania causa estragos no solo en las economías de ambos países, sino en todo el planeta, señala informe publicado en el Diario El Peruano.

De acuerdo con el BBVA Research, el entorno externo se ha deteriorado, inclusive más de lo previsto.

“La inflación se mantiene en niveles inusualmente altos, por lo que los bancos centrales han acelerado el aumento de sus tasas de interés. En ese contexto, se ha empezado a descontar una posible recesión en Estados Unidos. Por ello, prevemos un crecimiento del producto bruto interno (PBI) mundial de 3.4% en 2022 y 2.5% en 2023”, afirmó el economista jefe de esta entidad, Hugo Perea.

Panorama internacional 

Pero ¿cómo afecta este panorama internacional el desempeño de la economía local? Según Perea, la producción nacional sorprendió positivamente en el primer trimestre, apoyada fundamentalmente por el gasto de consumo de las familias, que coincidió con la flexibilización de las medidas de aislamiento sanitario y un descenso importante de la tasa de ahorro privado.

“Además, con la más reciente liberación de fondos privados de pensiones y de depósitos por compensación de tiempo de servicios (CTS), las familias dispondrán de mayor liquidez para consumir. No se trata de un monto menor. El impacto positivo sobre el consumo se dará en esta segunda mitad del 2022 y en el 2023”, precisó el analista.

Asimismo, el economista jefe del BBVA Research refiere que, en el sector minero, la próxima entrada en operaciones comerciales del proyecto Quellaveco tendrá impacto positivo en la economía a partir de esta segunda parte del año.

“No obstante, la conflictividad social probablemente continuará afectando a los sectores extractivos, aunque con tendencia a disiparse a partir del 2023”, aseveró.

Todos estos factores, comenta el analista, hacen que las proyecciones de la entidad en torno al desempeño de la economía peruana para este año se ajusten al alza. “Se ha elevado de 2% a 2.3% la previsión de crecimiento para el 2022, mientras que se mantiene la de 2023 en 2.8%”, detalló Perea.

Este ajuste, agrega, recoge las tendencias más favorables del gasto privado observadas en los primeros meses del año y la mayor disponibilidad de liquidez para las familias en el segundo semestre.

“Estos elementos más que compensan el deterioro del entorno externo, la mayor inflación (erosión del poder adquisitivo de ingresos de familias) y tasas de interés, y una conflictividad social más acentuada”, puntualizó.

Crecimiento superior 

Por su parte, el presidente del Banco Central de Reserva del Perú (BCR); Julio Velarde, aseveró que la economía nacional crecería por encima del promedio de la región este año y el próximo, registrando tasas de 3.1% y 3.2%, respectivamente. “Son tasas importantes, si tomamos en cuenta que la economía de América Latina se expandiría 2% este año y 2.1 en el 2023”, refiere.

De acuerdo con Velarde, el escenario está pintado para crecer más. “Hemos recuperado niveles como un déficit bastante bajo frente al resto de la región, nos estamos distinguiendo por una deuda más baja. Si se tiene un panorama más claro creo que podría ser más grande la inversión”, añadió.

Solo en mayo último, la producción nacional se incrementó 2.28% como resultado de la evolución positiva de la mayoría de los sectores económicos, con excepción de Pesca, Minería e Hidrocarburos y Financiero; informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en el informe técnico Producción Nacional.

De esta manera, en el periodo acumulado enero-mayo de este año la actividad económica registra una expansión de 3.48%.

Al respecto, el ministro de Economía y Finanzas, Óscar Graham, aseguró que el Gobierno mantiene en un 3.6% el pronóstico de crecimiento de la economía peruana para este año, pese al adverso panorama externo y a los vaivenes que muestra el precio internacional del cobre.

“Somos optimistas. Hay una recuperación significativa de la movilidad de varios sectores económicos y grandes proyectos que nos darán impulso a niveles macroeconómicos”, aseveró.

Graham resaltó la resiliencia de la economía peruana y su solidez en términos fiscales, lo que le permite mantener expectativas interesantes de desarrollo para este año, pese a que las condiciones externas son menos favorables debido al proceso inflacionario, la disminución del rendimiento de los mercados bursátiles y la subida de las tasas de interés.

“El país se encuentra en proceso de recuperación económica que no es solo un rebote estadístico frente a la contracción del 11% que sufrió en el 2020, por el impacto de la pandemia, sino fruto del dinamismo de los sectores no primarios, principalmente”, detalló.

Agregó que el avance económico del 3.8% reportado en el primer cuatrimestre del 2022 es una muestra de ello, aunque el resultado pudo haber sido mejor de no ser por los conflictos que paralizaron las operaciones de grandes minas como Las Bambas que generaron un impacto negativo del 0.2 % del PBI.

Fuente: ANDINA.

Related posts

Precios de los metales impulsaron la Bolsa de Valores de Lima en enero

admin-roveri-mye

Exportaciones peruanas habrían caído en abril, según proyecciones de CCL: qué generó tal resultado

admin-roveri-mye

Dólar en el Perú fluctúa ante temores de recesión global

admin-roveri-mye

Leave a Comment