15.5 C
Lima
11 de agosto de 2022
Economía

Julio sería el punto de inflexión en la trayectoria al alza de la inflación en Perú

La inflación mensual en julio se mantendrá alta, pero no tanto como la del mismo mes del año pasado (1.01%). Es posible que este sea el inicio de una trayectoria a la baja en la inflación como dato interanual, señaló Juan Carlos Odar, economista y director de Phase Consultores.

La tasa de inflación a doce meses aumentó de 8.09% en mayo a 8.81% en junio, explicado principalmente por los precios internacionales de los insumos alimenticios y combustibles. Según el Banco Central de Reserva (BCR), 6.4% sería el dato anual de inflación del 2022, y proyectan que su trayectoria a la baja sea en el mes de julio.

Cabe indicar que, el gerente central de Estudios Económicos del BCR, Adrián Armas, señaló que la proyección anual de inflación tiene un sesgo al alza.

En línea con lo anterior, Odar mencionó que julio tiene normalmente una inflación mayor al promedio mensual, debido a la demanda por viajes o servicios de esparcimiento, a la par de una mayor liquidez por la entrega de las gratificaciones.

“Para este año tendremos una inflación alta en julio (dato mensual), la cual posiblemente se ubique en el rango de 0.8% y 0.9%. Con ello, la tasa interanual (inflación en los últimos doce meses) se podría estar reduciendo ligeramente en el presente mes, pasando a niveles de 8.6% o 8.7%”, apuntó.

Agregó que lo que pase en julio podría dar inicio a la trayectoria decreciente de la tasa de inflación, pero teniendo claro que será un proceso lento.

“Si bien aún se tiene un contexto de precios altos, el aumento debería ser menor pues la economía está enfriándose, con lo cual hay una mayor dificultad para que las empresas aumenten precios. Asimismo, el ritmo adicional de subida de precios de los alimentos y combustibles ha cedido, por lo que hay corrección por el lado externo. Hacia fines de año, se esperaría una tasa anual de 7.2%”, apuntó.

Elmer Cuba, economista y socio de Macroconsult, coincidió con Odar y mencionó que es esperable que el dato de julio sea menor al de junio de este año, y que el descenso se podría ver a partir del presente mes.

“Los precios de los granos y el petróleo han dejado de crecer, por lo que a partir de julio la inflación (dato interanual) podría empezar a ceder, y se inicie así una trayectoria suave a la baja. Quizá lo que vaya en contra de ello es el aumento del tipo de cambio, que podría complicar los precios”, subrayó.

No obstante, indicó que este descenso posiblemente “entre en pausa”, en la primera parte del 2023 hasta abril. “Esto sería por el impacto del desabastecimiento de fertilizantes, en particular urea. Luego de ello, se retomaría una trayectoria franca hacia la meta del BCR”, anotó.

Carlos Prieto, gerente del Área de Estudios Económicos del BCP, dijo que el escenario base es que la inflación, a doce meses, cierre el año en 6.5%, pero su descenso inicial se vería en agosto. Sin embargo, señaló que hay riesgos que la inclinan al alza, como el menor precio del cobre, lo que influye en el tipo de cambio.

¿Qué dice el BCR?

El gerente central de Estudios Económicos del BCR, Adrián Armas, señaló se prevé que la inflación de julio sería menor a la del mes pasado, pero igual con un registro elevado. Del mismo modo, en agosto posiblemente se tenga un dato mensual de inflación menor al de julio.

“Además de los factores que vienen presionando sobre los alimentos y costos de energía, se ve a sectores trasladando esos costos, ello en un contexto de una demanda recuperándose. Sumado a ello, en julio estacionalmente hay un mayor nivel de inflación” indicó en la presentación del Programa Monetario del mes de julio.

¿Más aumentos de tasa de referencia?

Por ahora, se esperaría que la tasa de referencia se ubique en alrededor de 7% (hoy la tasa del BCR está en 6%, luego de la última alza de junio). Se ha aumentado la proyección inicial que era de 6%, señaló Odar.

“En la medida que la expectativa de inflación no ceda, es posible que siga subiendo la tasa de política monetaria. El BCR tendría presión a seguir subiendo la tasa en las próximas reuniones, esperando que no haya una corrección tan rápida en las expectativas de inflación. En julio podrían moderarse las expectativas de inflación, pero solo un poco”, anotó.

Cabe indicar que las expectativas de inflación a doce meses se elevaron de 4.89% a 5.35% entre mayo y junio, por encima también del rango meta, lo que motivó el último aumento de la tasa de referencia del BCR (de 5.5% a 6%).

Por su parte, Cuba manifestó que la tasa de referencia podría estar a puertas de su último aumento. “Si es que la inflación empieza a ceder en julio, y las expectativas en agosto comienzan a bajar, el último aumento sería en agosto. El BCR subiría su tasa a 6.5% ese mes y luego habría una etapa de pausa”, afirmó.

En relación a lo anterior, Prieto mencionó que se espera que el BCR termine este año con una tasa de referencia de 6.5%, aunque, debido a las presiones que tiene la inflación, la proyección también tiene un sesgo al alza.

“Si hay una inflación con riesgos que puedan hacerla mayor, entonces la tasa de política monetaria también podría ubicarse por encima del estimado base. Si el tipo de cambio se deprecia más por las correcciones del cobre, entonces complicaría la labor del banco central con respecto a sus tasas”, apuntó.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

La economía peruana avanzó un 3.84% en el primer trimestre del 2022

admin-roveri-mye

Precio del cobre podría volver a niveles de US$ 4 a fines de año o el 2023, estima Scotiabank

admin-roveri-mye

Oro cae más de un 1% por alza de rendimientos bonos EE.UU. y fortaleza del dólar

admin-roveri-mye

Leave a Comment