21.1 C
Lima
29 de junio de 2022
Actualidad

Las sanciones al petróleo ruso tensarán los suministros

Las tensiones en torno a Ucrania seguirán marcando la pauta de los mercados petroleros en los próximos meses, y la prohibición de la Unión Europea (UE) a la mayoría de las importaciones rusas socavará los ya limitados suministros mundiales de crudo, mostró el martes un sondeo de Reuters.

Un sondeo a 33 economistas y analistas pronosticó que el crudo Brent se situaría en un promedio de US$ 101.89 por barril en el 2022, lo que supone un ligero aumento respecto al consenso de US$ 100.16 de la anterior encuesta publicada en abril.

Con los precios cotizando en torno a US$ 123 por barril, el sondeo prevé que el Brent promediará US$ 107.37 en el segundo trimestre y bajará gradualmente hasta US$ 99.52 en el último trimestre de este año.

El crudo estadounidense se situará en un promedio de US$ 97.82 por barril en el 2022, frente a la previsión anterior de US$ 96.21.

“Dado que Rusia no muestra ninguna intención de retirar pronto las tropas, esperamos que las tensiones en la región no se resuelvan hasta finales del tercer trimestre, prolongando así la volatilidad de los precios durante los próximos dos trimestres”, dijo Hetal Gandhi, directora de Crisil Research.

Más petróleo ruso se dirige a Asia, ya que muchos países, incluido Estados Unidos, prohíben las importaciones de petróleo de Moscú por su invasión a Ucrania, mientras que la UE también acordó el lunes recortar el 90% de las importaciones de petróleo de Rusia para finales de este año.

“Creemos que una vez que la letra pequeña de la prohibición de la UE se aclare en los próximos días, en cuanto al calendario y el alcance total de la prohibición, podríamos ver que los precios del petróleo se mueven más allá de US$ 130 por barril”, dijo el analista principal de energía de DBS Bank, Suvro Sarkar.

Los riesgos del lado de la oferta son contrarrestados por las preocupaciones sobre la reducción de la demanda de combustible derivada del conflicto entre Rusia y Ucrania, las restricciones por el COVID-19 en China -el mayor importador de petróleo del mundo- y los altos precios de los combustibles.

A pesar de los llamamientos occidentales para que se acelere el aumento de la producción de petróleo con el fin de frenar la subida de los precios, se espera que la OPEP+ mantenga el acuerdo del año pasado en su reunión del 2 de junio.

Soni Kumari, analista de ANZ, afirmó que el último embargo de la UE empeorará sin duda el panorama de la oferta de petróleo y mantendrá el mercado desabastecido entre 1.5 millones y 2 millones de barriles diarios en el segundo semestre de este año.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

Se elimina el distanciamiento social en todos los aeropuertos del país

admin-roveri-mye

EE.UU. abre áreas protegidas para cultivos para hacer frente a crisis alimentaria

admin-roveri-mye

Electromovilidad en Perú: desafíos de la infraestructura de carga

admin-roveri-mye

Leave a Comment