18.1 C
Lima
28 de noviembre de 2022
Energía

Lipigas toma control de Limagas Natural Movilidad y anuncia red de estaciones de GNL

A siete años de su ingreso al sector de gas natural en Perú con la compra de Neogas (hoy Limagas Natural Perú), la chilena Lipigas da un nuevo salto en ese negocio. A través de su filial Lima Gas, adquiere el 60% de las acciones de Limagas Natural Movilidad, empresa dedicada a construir y operar estaciones de servicio de gas natural licuado (GNL) o gas natural vehicular (GNV) para camiones y otros vehículos.

Sobre el futuro de Limagas Natural Movilidad tras esta operación, Gestión consultó con la oficina local de la firma chilena. Si bien la empresa no envió comentarios al cierre de la nota, adelantó algunos de los planes en un comunicado a la Bolsa de Comercio de Santiago.

“El plan de negocios de la nueva filial dependerá del desarrollo del negocio del GNL para transporte en Perú, previéndose en 2023 inversiones por aproximadamente 2.5 millones de USD para desarrollar las primeras estaciones surtidoras de este combustible para transporte de larga distancia”, anunció.

Refirió que dichas inversiones tomarán ventaja de la experiencia de Lipigas en el uso de GNL para transporte en Chile. Asimismo, se concretarán en función de las posibilidades que abran los sucesivos gobiernos en el uso de gas natural.

Las primeras estaciones de GNL

En Perú, Limagas Natural opera en la comercialización de gas natural comprimido (GNC) y GNL vía gasoductos virtuales (cisternas) a industrias. Su gerente general, Pablo Saenz-Laguna, anticipó hace un año a Gestión los proyectos en el GNL vehicular.

“Una de las estaciones de servicio (de GNV) que tenemos en Cusco está diseñado para surtir GNL, solo falta poner el surtidor y vender. Evaluamos un proyecto de GNL para camiones de ruta, sería el primer paso para un corredor verde”, señaló el también gerente general de Limagas Natural Movilidad.

En ese momento, dicha estación fue anunciada como la primera de GNL en Perú. La expectativa apuntaba a conectar Cusco con el sur de Tacna y Arequipa hasta Lima, vía estaciones de GNL, desde el primer semestre del 2023.

LEA TAMBIÉN: Limagas Natural: Corredor verde de GNL de Cusco a la costa estaría en primer semestre de 2023

Por su parte, Quavii (concesionario de distribución de gas natural en el norte peruano) anunció en mayo último que instalarían dos estaciones de GNL para vehículos de carga pesada este año. En tanto, Cálidda también tiene planes en ese negocio.

El mercado del GNL y GNV

En su último boletín estadístico, la División de Supervisión de Gas Natural del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería reportó que 16,603 m3 de GNL fueron despachados a 333 camiones cisternas en la planta de Pampa Melchorita (Cañete) en junio último, menor a julio (20,075 m3) pero similar a mayo (16,091 m3).

Más de la mitad de dicho volumen fue entregado a Quavii para la concesión de distribución de gas natural a viviendas, industria y vehículos en regiones del norte del país; seguido de Petroperú, que asumió la concesión de Naturgy en regiones del sur. En tercer lugar, aparece Limagas, que atiende a empresas.

Por su parte, el mercado de GNV vehicular está soportado por 340 estaciones de servicio a nivel nacional, según cifras de Infogas a septiembre del 2022. De esos puntos, al menos 290 están en Lima.

A la fecha, más de 324,000 vehículos usan GNV en el Perú. Sin embargo, el potencial es mucho mayor.

Falta decisión política

Para Felipe Cantuarias, presidente de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH), el anunció de inversiones de Lipigas en estaciones de GNL refleja la confianza que aún hay en el mercado peruano de gas natural. Sin embargo, consideró que falta mayor claridad del Estado sobre la promoción de la demanda de dicho recurso.

“Es urgente una decisión del Estado para que el transporte público migre en los próximos cinco años principalmente a gas natural”, declaró a Gestión, tras indicar que hay empresas esperando señales claras para invertir en estaciones de carga que son claves para la expansión del servicio.

A la fecha, recordó que la matriz energética del transporte en Perú está comprendida principalmente por diesel y gasolinas importadas. Por ello, consideró vital un Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a vehículos que no usen gas y focalizar subsidios de conversión de vehículos a GNV.

Agregó que el uso del GNV y GNL no solo permiten reducir las emisiones contaminantes, sino también genera un ahorro por el menor precio de este recurso y seguridad energética, debido a que el mismo es producido en Perú.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

Petróleo acumula caída de 25.6% en mercado internacional ¿Y qué pasa en Perú?

admin-roveri-mye

MINEM destaca adjudicación de dos importantes proyectos de transmisión en Cajamarca, Lambayeque y Tumbes

admin-roveri-mye

Situación de los lotes 192 y 64 en manos de Petroperú, ¿conseguirá socio?

admin-roveri-mye

Leave a Comment