26.1 C
Lima
28 de febrero de 2024
Economía

Los desafíos económicos para el Perú en el 2024

La economía peruana registrará el 2023 uno de sus peores años, con una caída de 0.5%, principalmente por el fuerte declive de los sectores construcción y manufactura, que se vieron afectados por la incertidumbre política y protestas sociales, indicó la Cámara de Comercio de Lima (CCL). ¿Qué se espera para el 2024?

En un repaso del producto bruto interno (PBI) del país, Óscar Chávez, jefe del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la CCL, sostuvo que desde 2013, excluyendo el 2021 de rebote pospandemia, el Perú no ha logrado superar el 4% de crecimiento. En ese sentido, el ejecutivo subrayó que es sustancial que el PBI potencial mejore para los próximos años.

Explicó que el desempeño de algunos sectores económicos ha evitado una recesión más profunda para este año. Aquí destaca minería e hidrocarburos (7.7%) que tuvo un importante avance tras la reactivación de algunos proyectos de gran inversión. Le siguen comercio (2.5%) y servicios (0.3%). Pero, por los eventos climatológicos adversos los sectores agropecuario y pesca registraron performances negativos de 2.9% y 16.8%, respectivamente.

¿Qué es lo que se espera para el 2024?

Para 2024, el IEDEP de la CCL proyectó un crecimiento de 2.6% para el país, en donde la mayoría de sectores tendrían un avance moderado por un efecto de rebote económico y un fenómeno de El Niño no tan fuerte. Detalló que la alza se daría en el sector manufactura con un incremento de 3.8%, mientras construcción avanzaría 3.6%.

Minería e hidrocarburos moderarán su crecimiento a 2.7%, desvaneciéndose el efecto Quellaveco. Para los sectores comercio y servicios, la expansión se mantendría en 3.3% y 2.7%, respectivamente.

Consumo e inversión privada

De acuerdo con las estimaciones del gremio empresarial, por el lado del gasto en el 2024, muestran un rebote del consumo privado de 2.9% y de la inversión privada de 1.9%.

Agregó que, tomando en cuenta que ambos indicadores representan alrededor del 83% del PBI, se entenderá el bajo impulso que darán sobre el nivel de actividad económica. A favor se tiene la proyección de un aumento de 3.7% en las exportaciones, estimuladas por las actividades minera y agropecuaria.

“Detener la recesión no significa ni reactivación ni crecimiento sostenido. Frenar la recesión evitará el quiebre de negocios, la caída del empleo y el riesgo de que el sector real contagie al sector financiero y desencadene una morosidad en los créditos a empresas, créditos de consumo e hipotecarios”, subrayó Óscar Chávez.

El gran desafío

Chávez resaltó que el principal desafío para 2024 es la reactivación económica con una tasa de crecimiento del PBI cercano al 3% anual, cifra que no se alcanzó este año, a pesar de los esfuerzos del Gobierno con los programas Con Punche Perú 1 y 2.

“Hay que advertir que para superar este desafío no se trata solo de incrementar el gasto público, sino que se necesita una mayor inversión privada en un entorno con expectativas empresariales que deben ser positivas”, comentó.

Instó a que el Perú necesita un shock de inversiones considerando que la inversión privada y la pública han caído en cinco de los últimos diez años.

Del mismo modo, urge tomar acciones para reducir la pobreza en el país, actualmente en 27.5%, la que seguramente aumentará en 2023.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

Gobierno prevé recuperación económica en primer trimestre del 2024

admin-roveri-mye

BCP: empleo se recupera y habría nuevo récord de superávit comercial en 2022

admin-roveri-mye

Inversión en exploración minera cerraría el año en negativo, estos son los riesgos

admin-roveri-mye

Leave a Comment