13 de marzo de 2023
Minería

Minas peruanas siguen en marcha pese a protestas, aunque se cierne riesgo de paros

Las minas de cobre más grandes de Perú han podido mantener la producción a pesar de los cortes de carreteras, los ataques y las protestas que han sacudido a la nación andina durante más de dos meses y han provocado avisos de interrupciones en la producción, mostró un análisis el miércoles.

El análisis de los datos de consumo de energía de Reuters en algunas de las minas clave de Perú, el segundo productor mundial de cobre, indica que la actividad en los depósitos se mantiene cerca de los niveles normales, aunque una fuente cercana a una mina importante dijo que el riesgo de paros estaba aumentando.

La nación sudamericana se ha visto afectada por protestas antigubernamentales desde la destitución del presidente izquierdista Pedro Castillo el 7 de diciembre. Se han producido cortes de carreteras en todo el sur rico en cobre, amenazando la producción y el transporte del metal, golpeando las acciones de algunas compañías y aumentando los precios ya altos.

Pero los datos sugieren que la actividad minera ha resistido, al menos por ahora.

Esto incluye el masivo depósito Las Bambas, propiedad de la china MMG Ltd., que anteriormente dijo que tendría que detener la producción a partir del 1 de febrero, y Antapaccay Glencore, que detuvo la producción a mediados de enero pero desde entonces la ha reanudado.

Los datos de energía de COES, que representa a las empresas del sector energético de Perú, muestran que casi todas las minas importantes están consumiendo niveles normales o casi normales de electricidad. Los datos han sido tradicionalmente un indicador fiable de la actividad minera.

Una fuente cercana a Las Bambas dijo que la mina, que anteriormente había dicho que enfrentaría una detención de la producción desde el 1 de febrero debido a que los insumos clave no llegaron a la mina, señaló que había podido seguir operando a un nivel mínimo después de obtener “suministros de última hora”.

La mina, que normalmente suministra alrededor del 2% del cobre mundial, se ha visto afectada regularmente por bloqueos durante años, lo que generalmente ha provocado que su uso de energía caiga bruscamente durante los períodos de interrupción. Esto aún no ha sucedido esta vez, a pesar de las protestas.

La persona agregó, sin embargo, que la mina corría el riesgo de quedarse completamente sin suministros para el miércoles, lo que la obligaría a pasar a un modo de “cuidado y mantenimiento” con su maquinaria que usaría la mitad del nivel normal de energía.

Los datos muestran que algunas minas experimentaron caídas temporales en el uso de energía en los últimos meses, incluida la mina más grande de Perú, Antamina, copropiedad de Glencore y BHP, y Antapaccay de Glencore a mediados de enero.

Antapaccay reabrió el 31 de enero después de una suspensión temporal y ha estado operando nuevamente a plena capacidad.

La mina Constancia de Hudbay Mineral Inc ha visto cómo el uso de energía ha comenzado a disminuir recientemente. Otros, como Cerro Verde de Freeport-McMoRan se encuentran en niveles normales o elevados. Un índice combinado de seis minas clave es casi normal.

La portavoz de Freeport-McMoRan, Linda Hayes, dijo: “Continuamos operando, pero hemos limitado la producción de nuestra concentradora en aproximadamente un 10% para hacer frente a las interrupciones intermitentes de suministros”.

Las otras firmas no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios sobre la actividad en sus minas en Perú.

La actividad minera es clave para mantener el flujo del suministro mundial de cobre. La correduría Jefferies dijo en una nota del 31 de enero que alrededor del 30% del suministro de cobre peruano estaba en riesgo debido a los disturbios, un “potencial positivo para el precio del cobre”.

Las protestas, que han provocado la muerte de decenas personas y son los peores hechos de violencia que ha visto Perú en más de 20 años, pronto podrían comenzar a tener un mayor efecto en las operaciones mineras. Los manifestantes están cada vez más envalentonados mientras los parlamentarios no acuerdan una convocatoria a elecciones anticipadas, una demanda clave de las protestas.

Esta semana, Buenaventura de Perú suspendió las operaciones en una mina de plata clave después de que los manifestantes invadieran el sitio.

En un bloqueo en la carretera del “corredor minero”, el manifestante Wilber Toco Aragua Salcedo dijo a Reuters que la gente sentía que las minas se llevaron toda la riqueza y dejaron poco para los locales.

“Es bastante rico el sur, pero las concesiones mineras que tenemos perjudican a los pueblos”, dijo, y agregó que había escuchado que las minas se estaban abasteciendo de suministros. “El pueblo no se cansa, el pueblo no va, no va a dar un paso a retroceder”.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

Empleo en el sector minero sumó un total de 246,895 trabajadores a nivel nacional en julio

admin-roveri-mye

Estudiantes y egresados de carreras universitarias y técnicas de Lima conocen beneficios e importancia de la minería moderna

admin-roveri-mye

El cobre será el metal de mayor demanda en proceso de descarbonización del planeta

admin-roveri-mye

Leave a Comment