18.3 C
Lima
4 de diciembre de 2022
Actualidad

Ministerio de Energía y Minas: ¿retrocede en la masificación del gas natural?

Si bien al comenzar este Gobierno, anunció que buscaba promover la masificación del gas natural para permitir un mayor uso en el interior del país, el Ministerio de Energía y Minas (Minem), en lugar de incentivar su consumo, habría dado pasos en contra de ese objetivo.

Así lo advirtió Erick García Portugal, ex director general de hidrocarburos del Minem, y autor del proyecto de ley que el Ejecutivo (en la actual administración) presentó al Congreso para promover la masificación de dicho combustible, y que espera el sustento del propio Gobierno.

García explicó a Gestión que en el 2021, durante su periodo como director en la Dirección General de Hidrocarburos (DGH), aprobó diversas normas dirigidas a la masificación del gas natural, entre ellas una que extiende los beneficios del programa Bonogas (que financia las conexiones domésticas de gas natural a usuarios) con el fin de incentivar más el consumo de ese producto en Lima, Callao y en el interior.

¿Qué medidas se dieron para promover la masificación?

Con el cambio que aprobó, el Bonogas, que hasta entonces financiaba el costo de un punto de conexión domiciliaria con gas natural (el aparato de cocina) pasaba a financiar hasta tres puntos de conexión para permitir conectar otros aparatos más, a razón de entre S/500 y S/700 por cada punto, dijo.

Sin embargo, en el presente año y luego de su salida de la DGH, el Minem dio marcha atrás y lo primero que hizo fue reducir de tres a dos los puntos de conexión con gas a ser financiados por el Bonogas, cuestionó.

García explicó que el objeto de financiar la conexión de tres puntos de conexión era posibilitar, por ejemplo, que en los domicilios, que ya usan gas, mayoritariamente para la cocción de alimentos, también lo hicieran para hace funcionar una terma y cualquier otro aparato adicional.

Solo la cocina a gas natural permite un ahorro de entre S/16 y S/25 en la factura de energía (gas y electricidad), pero con el segundo aparato el ahorro en energía puede subir hasta S/75 al mes.

Además, para este objetivo, el Bonogas no solo subsidiaba la instalación de una terma a gas, sino también la de tuberías de agua hasta esa terma, y el conducto de agua caliente desde dicho aparato hasta la ducha.

¿Hasta cuánto podría llegar el ahorro con gas al mes?

García resaltó que en regiones con bajas temperaturas, como Cusco, si se conectara al gas natural un tercer dispositivo, como la calefacción, el ahorro en las facturas de energía (electricidad más gas) podría llegar hasta S/100 al mes.

El financiamiento en tres puntos de conexión se pensó con el objetivo de propiciar la masificación del gas también en Lima y Callao, pues hoy hay más de 300,000 viviendas ubicadas frente a redes de tendido de gas natural, en estratos socioeconómicos medios altos y altos, que no acceden a ese producto, añadió.

Y no lo hacen, dijo, porque el costo para la instalación de tres puntos de conexión, que podría ser de S/2,500 soles, se eleva hasta S/ 4,000 si lo hacen instaladores privados, lo que desincentiva a los potenciales consumidores de dejar el GLP por el gas natural.

Se buscaba, además, desplazar el consumo doméstico de GLP en Lima y Callao, que representa el 50% de la demanda de todo el país, y que de ser desplazado por el gas natural, permitiría dejar de importar ese producto, precisó García.

Agregó que otras normas que aprobó al frente de la DGH permitieron al propio Minem construir directamente tendidos de redes de distribución de gas natural, y que en Lima posibilitaron extender en el 2021, en pocos meses, hasta 300 kilómetros de tuberías.

Sin embargo, sostuvo que, además del retroceso normativo del Minem, no se ha visto mayor avance en la masificación del gas.

La alternativa: más exportación del gas natural

Por su parte, Arturo Vásquez Cordano, ex viceministro de Energía, consideró que el principal freno a la masificación del gas natural son las marchas y contramarchas que surgen en el mismo Gobierno, pues este no sabe qué hacer con la energía en el país.

“Primero dice, vamos a masificar el gas pero luego dicen vamos a promover la energía hidráulica; luego vamos a promover la energía renovable no convencional; vamos a usar más gas natural vehicular y, por último, vamos a promover los vehículos eléctricos; hay muchas idas y venidas”, objetó.

El experto, actualmente director del Centro de Investigación de la Escuela de Postgrado Gerens, advirtió que la incertidumbre política generada por estas marchas y contramarchas en el Ejecutivo, evitan que se promueva un clima de inversión necesario para realizar una mayor exploración de gas natural, lo que se refleja, por ejemplo, en el agotamiento de las reservas de líquidos de gas natural.

En tal sentido, consideró que una alternativa para reactivar las inversiones es ampliar las posibilidades para la exportación de gas natural, considerando además que su demanda mundial enfrenta problemas por el conflicto en Ucrania y sus altos precios ofrecen una oportunidad a países, como Perú, que poseen reservas de gas.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

El GNV es la alternativa más económica ante el aumento del precio de la gasolina y el GLP

admin-roveri-mye

Regulación ambiental del sector de la industria manufacturera: instrumentos ambientales preventivos y correctivos

admin-roveri-mye

Petroperú: cierre de puertos ocasionarían restricciones en el abastecimiento de combustibles

admin-roveri-mye

Leave a Comment