18.1 C
Lima
29 de noviembre de 2022
Energía

Petroperú trabaja por sostenibilidad y para recuperar confianza de mercado financiero

El Directorio de Petróleos del Perú (Petroperú) informó que la reciente reducción de la calificación crediticia a la empresa por parte de Fitch Ratings se debe fundamentalmente a las malas decisiones adoptadas por la administración anterior.

La clasificadora de riesgos Fitch Ratings, redujo la calificación crediticia de Petroperú a largo plazo (en moneda nacional y extranjera) a BB+ de BBB-, así como también redujo su perfil crediticio individual (SCP) a CCC- de CCC.

Ello sustentado en las apreciaciones de la calificadora con relación a la debilidad de liquidez de Petroperú, su alto nivel de apalancamiento, insuficiente soporte del Gobierno y una permanente incertidumbre respecto a la recuperación de las líneas de crédito.

Al respecto, Petroperú informó que la compleja situación relacionada a la liquidez de la empresa es el resultado de las decisiones tomadas por la anterior administración, entre las que se encuentran la imposibilidad de proporcionar información financiera auditada 2021 antes del 30 de mayo del 2022 al mercado financiero, debido a las discrepancias que esta propició con la firma auditora, lo que no permitió suscribir el contrato de manera oportuna y generó restricciones en las líneas de crédito habituales de la banca nacional e internacional.

Asimismo, se debe al descalce temporal entre ingresos y obligaciones de corto plazo de la empresa, debido a cambios realizados en la política de pagos a proveedores.

A ello se suma también el incremento de las obligaciones a proveedores de crudo y productos debido al aumento sostenido de los precios internacionales, así como incremento del costo de transporte internacional; ambos generados por el conflicto bélico Rusia-Ucrania, complicó aún más la situación de la compañía.

Apalancamiento

Al referirse al alto nivel de apalancamiento, Petroperú sostuvo que ello se debe a los requerimientos para la ejecución del Proyecto Modernización de Refinería Talara, cuyo monto de inversión se sitúa en 5,290 millones de dólares sin intereses preoperativos, así como a la obtención del apoyo financiero por 750 millones de dólares y documentos cancelatorios hasta por 500 millones de soles con la finalidad de asegurar la comercialización de hidrocarburos a escala nacional.

La empresa resaltó que el apoyo financiero fue necesario para atender obligaciones de corto plazo con proveedores de crudo y productos; así como el pago de derechos arancelarios e impuestos asociados ante el cierre de líneas de crédito debido al retraso en la presentación de los Estados Financieros 2021 auditados y el abrupto cambio en la política de pagos, todas estas situaciones generadas por decisiones de la anterior administración, como se menciona en el punto 2.

Con relación al soporte del Gobierno, Petroperú precisó que éste ha sido explicito mediante el DU 010-2022 y la propuesta de la ampliación de su vigencia incorporada en el Proyecto de Ley de Endeudamiento del Sector Público para el 2023.

“Asimismo, Petroperú mantiene el respaldo delos ministerios de Energía y Minas (Minem) y de Economía y Finanzas (MEF), considerando su rol estratégico para la seguridad energética de Perú”; explicó la empresa en un comunicado.

Respecto a las líneas de crédito, Petroperú detalló que si bien es cierto un porcentaje de ellas se encuentra en evaluación hasta la emisión de los estados financieros auditados del 2021, hay una mejora en los niveles de líneas disponibles para la empresa (1,631 millones de dólares al 12 de agosto de este año versus 1,296 millones de dólares al 31 de marzo del 2022)

Acciones

Petróleos del Perú aseguró que la situación descrita por Fitch Ratings podrá ser revertida con las acciones que ha venido ejecutando el directorio y la administración actual desde su nombramiento en abril de este año.

Entre estas acciones destacan la obtención en mayo último del consentimiento de los tenedores de bonos, bancos sindicados y la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), para presentar los estados financieros auditados 2021 el 30 de setiembre próximo.

Asimismo, la administración aseguró la realización de la auditoría externa 2021 con la suscripción del contrato con la sociedad auditora PwC el 3 de mayo último. La fecha de presentación de los estados financieros auditados está programada para este de setiembre.

“Además, se desarrolla el arranque gradual y progresivo de la Refinería Talara desde abril de este año, proceso en el cual Petroperú está recibiendo las principales unidades de proceso por parte de la contratista Técnicas Reunidas, como la Unidad de Destilación Primaria. Se estima que la Nueva Refinería Talara inicie operación comercial en el último trimestre del 2022”, refirió la empresa.

Del mismo modo, la empresa implementa acciones para fortalecer su gobernanza respecto a la estructura de gobierno corporativo, transparencia de la información, ética y sistema anticorrupción, gestión de riesgo, cumplimiento y control interno. En ese sentido, la alta dirección propuso un nuevo marco normativo para la elección meritocrática del directorio.

Cabe precisar que Petroperú revirtió la perspectiva negativa a estable que la agencia de calificación Standard & Poor’s le había otorgado.

“La Dirección y Administración de Petroperú ejecuta acciones para asegurar la sostenibilidad de la compañía que permitirá recuperar la confianza del mercado financiero y de sus demás grupos de interés, que conlleve a una mejora importante de su liquidez para cumplir con su rol estratégico de abastecer al territorio nacional con combustibles de calidad”, puntualizó la empresa.

Fuente: ANDINA.

Related posts

Biden trabaja con productores de petróleo sobre alza de precios

admin-roveri-mye

Repsol “solo tiene crudo para refinar hasta el día de mañana”, advierte SPH

admin-roveri-mye

La producción de petróleo de la OPEP apenas aumentó en abril por interrupciones en África

admin-roveri-mye

Leave a Comment