26.1 C
Lima
28 de febrero de 2024
Actualidad

Proveedores mineros y la veta dentro y fuera de Perú ante desplome de inversión

Luego de dos años al alza, la inversión minera caería (13%) a US$ 4,700 millones ante la ausencia de nuevos megaproyectos en construcción, según el Ministerio de Energía y Minas (Minem). A dicha situación, se suma ahora la inseguridad que llegó a niveles críticos con el atentado a La Poderosa (La Libertad). En esa coyuntura, los proveedores mineros replantean sus estrategias y exploran nuevos países para sostener y/o elevar sus ventas, pero, sobre todo, para prepararse para un impacto mayor en los próximos años. Conozca la veta que estas empresas han hallado dentro y fuera de Perú para seguir creciendo.

Daniel Escalante, gerente de SAMMI – Clúster Minero Andino, señaló que la contracción de la inversión minera tras un ciclo de expansión ha derivado en varias situaciones. Por una parte, los proveedores enfocados en operaciones continuas se están beneficiando del ingreso de minas como Quellaveco y Mina Justa en los últimos años.

Para el sostenimiento y/o ampliación de las minas actuales, las empresas demandan equipamiento constantemente. Precisamente la inversión en este rubro sí ha venido creciendo (12.5%) en el periodo enero-setiembre 2023.

Dentro de ese subsector, el gerente general de Fundición Ferrosa, Miguel Montiel, confirmó que esta compañía crecería entre 20% y 25% este año por la demanda continua de piezas de desgaste y revestimientos metálicos que deben cambiarse cada tres o seis meses en las chancadoras o molinos de minerales. La firma opera una fundición en Ate.

En contraste, los ofertantes de productos y servicios para la construcción y montaje de nuevos proyectos sienten el mayor impacto, ante un gasto en infraestructura que cae 21% en el referido periodo. Frente a esa situación, estas empresas están entrando también a proveer a minas ya en actividad.

Así, en el balance, Escalante estimó que los ingresos de este sector llegarían a alrededor de US$ 10,000 millones el 2023, manteniendo así el valor desde el 2020 y 2021, cuando SAMMI – Clúster Minero Andino realizó el primer estudio Proveedores Mineros del Perú.

Sin embargo, reconoció que la falta de nuevos megaproyectos en el corto plazo (Zafranal, de US$ 1,263 millones, iniciaría sus primeras obras recién el 2025) podría generar un estancamiento en el movimiento económico de dichas compañías o inclusive una caída.

“Podríamos empezar a ver un gap (respecto a los años anteriores) a partir del 2025 si no se ponen en marcha las inversiones mineras que están pendientes”, comentó a Gestión. Indicó que la contracción sería de un dígito moderado.

En tanto, Antonio Castillo, gerente general de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), también destacó que las minas operativas siguen apoyando la venta de algunos rubros de la manufactura no primaria de bienes de capital. Así, si bien la industria metalmecánica cae 4.6% de enero a septiembre del 2023, la fabricación de “otros tipos de equipos de transporte” y “maquinaria y equipo” crecen 16.1% y 5.5%, respectivamente.

“La minería no está paralizada. Las operaciones realizan reparaciones de maquinarias y reposición de equipos, y acuden a la industria nacional porque hace fabricaciones a medida. Por ejemplo, hay equipos que no funcionan bien en altura y nuestra metalmecánica está preparada para ello”, anotó.

En ese sentido, destacó la importancia de fortalecer la seguridad para las operaciones mineras, tras el atentado sufrido en inmediaciones de La Poderosa.

“Los proveedores viven de la situación de la mina. Necesitamos tener una estrategia de protección de las plantas, que el Ejército salga a proteger los medios de producción, a los trabajadores y los activos. Si una mina cierra, además son menos divisas para el país”, expresó.

Los proveedores nacionales y su diversificación

Dentro de las compras de las empresas mineras, alrededor de US$ 9,000 millones se realizan a proveedores nacionales, según el referido estudio. En dicho grupo, energía (electricidad, gas y petróleo), transporte y metalmecánica son los rubros más importantes.

Sobre la situación de este último sector, el gerente de la Asociación de Empresas Privadas Metalmecánicas del Perú (AEPM), Víctor Lazo, reconoció que la caída de la inversión en minería ha llevado a diversificar productos y clientes. Así, las ventas a dicho sector representaban hasta el 70% del total, pero ahora son el 40% y el resto va a otras actividades.

“Se está apuntando al sector de infraestructura en proyectos como la refinería de Talara o la ampliación del aeropuerto Jorge Chávez. También las empresas están participando en proyectos de carreteras y puentes, y en el sector retail”, destacó.

En efecto, Manuel Ponce, gerente de Negocios de Ememsa, señaló que esta empresa está aprovechando sus capacidades para el suministro a la industria del gas a fin de compensar la menor inversión minera. El aumento de las exportaciones es otra medida adoptada.

De esa manera, la AEPM resaltó que las plantas metalmecánicas no han cerrado ni traspasado sus operaciones. Sin embargo, vienen trabajando a una capacidad de 80% y los ingresos del rubro crecerían solo un dígito anual desde el 2023, cuando antes del 2019 lo hacían en doble dígito.

Para Ememsa, el presente año también cerraría con un avance de un dígito cercano al 10%.

Más allá de esta diversificación de clientes, el gremio metalmecánico confió en que la minería recupere su participación en las compras. En tanto, Ponce afirmó que dicho sector sigue siendo protagonista en la demanda. Héctor García, director ejecutivo y fundador de Modasa, coincidió con tal opinión, al sostener que la minería es el principal comprador de buses eléctricos en Perú, por ejemplo.

Hacia nuevos mercados

De cara al exterior, Escalante refirió que el 30% de los proveedores mineros peruanos exporta, siendo los principales destinos Estados Unidos, Colombia, Bolivia, Ecuador y otros países, según cifras al 2020. En los recientes años, estimó que dicha tasa ha ido creciendo y mencionó que el resultado se reflejará en el estudio que realizarán el 2024.

Sin embargo, reconoció que la apuesta está no solo en un mayor volumen, sino también en despachos con más valor agregado.

Por su parte, Lazo afirmó que las empresas metalmecánicas también están buscando oportunidades en el exterior ante el panorama local desafiante. Así, el 30% de sus ventas ya va a otros países; y en tres años, proyectó que las mismas representarían el 40%, apuntando a infraestructura y otros sectores.

En otros territorios, subrayó que la exportación llega como producto terminado, pero también como servicio; es decir, las empresas envían soldadores y personal calificado ante el creciente reconocimiento de la metalmecánica peruana.

Por su parte, Ponce indicó que también están aumentando sus exportaciones a Colombia y México, apuntando al sector industrial y automotriz. “Antes, nuestros envíos representaban el 15% al 20% de las ventas y este año serán el 30%”, proyectó.

De igual manera, ve potencial en Ecuador o Bolivia. En contraste, reconoció que Chile, aun cuando tiene un sector minero tan importante como Perú, no sería un país de destino, sino más bien de competencia. Si bien ProChile declaró a Gestión que dicho mercado está abierto a nuevos proveedores mineros, el ejecutivo admitió que la oferta local es muy fuerte.

En tanto, Montiel mencionó que su portafolio de productos les permite seguir creciendo aun cuando no hay nuevos mega proyectos mineros en construcción. Sin embargo, reveló que ya se preparan para la desaceleración que dicha situación podría generar para su negocio local en los próximos años.

Así, Fundición Ferrosa ya exporta el 40% de su producción a Chile, Estados Unidos, República Dominicana y Europa, pero apunta a que estos representen el 50%. Para ello, tienen en la mira nuevos destinos como México y Colombia.

Hacia la atención de proyectos integrales

Antonio Castillo, gerente general de la SNI

Perú debería llegar a atender proyectos integrales, juntando a varias empresas. Podemos trabajar en forma conjunta para atender mineras de carácter internacional, en eso estamos trabajando. El sector de proveedores a la minería (en manufactura no primaria de bienes de capital) mueve US$ 3,000 millones, pero si se llegan a ejecutar los US$ 10,000 millones en proyectos mineros priorizados por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), pensamos crecer por lo menos 20% y bordear al menos US$ 5,000 millones. El problema es que necesitamos homologar los requisitos de calidad que tenemos y esperamos lograr eso.

Fuente: GESTIÓN.

 

 

Related posts

Petroperu inicia acciones para comercializar gasolinas y gasoholes regular y premium

admin-roveri-mye

MINEM promueve intercambio de experiencias, políticas e instrumentos para la formalización de la minería artesanal

admin-roveri-mye

CADE Ejecutivos: inicio e historia del foro empresarial más importante del Perú

admin-roveri-mye

Leave a Comment