Inicio / Energía / Seferino Yesquen: “En el primer semestre lanzaríamos las licitaciones de seis lotes petroleros”

Seferino Yesquen: “En el primer semestre lanzaríamos las licitaciones de seis lotes petroleros”

El sector hidrocarburos probablemente ha sido uno de los más golpeados por la pandemia del Covid 19, junto con el sector turismo. En Perupetro, no obstante, confían en impulsar la producción fundamentalmente a partir de recuperar la producción en la selva, sacar adelante algunas reformas pendientes y, mejorar los contratos para los lotes de Talara, sostuvo Seferino Yesquen, presidente de Perupetro.

¿Cuál es la situación del sector petrolero en general?

El consumo de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón) sigue siendo importante en el mundo (85%) y en el Perú (71%) y seguirán siéndolo, aun con los esfuerzos que se hacen para la transición hacia el consumo de energía renovables. Con la pandemia el consumo de estas últimas se ha acelerado y hacia el 2040 la participación del petróleo y el gas van a bajar, pero seguirán siendo importantes.

De otro lado, en el 2020, el precio del petróleo cayó 72% entre enero y abril (de US$ 61 a US$ 17 por barril) y la demanda mundial en 20%. Se estima que el precio volverá a sus niveles de US$ 60 por barril recién en dos años.

Eso ha afectado la producción nacional…

Sí, como puede verse en el gráfico, la producción de petróleo cayó 46% durante la pandemia (entre marzo y noviembre del 2020), pero antes del Covid -19, se llegó a 61 mil barriles diarios. Hoy producimos sólo 33 mil barriles diarios, principalmente por los problemas en selva y las tomas del Oleoducto.

¿Y cómo le ha ido al empleo en el sector?

Con la caída de la producción se han perdido caso 10 mil puestos de trabajo en el sector hidrocarburos. Mucho trabajadores, principalmente en Loreto, están sintiendo el haberse quedado sin trabajo por la pandemia.

¿Qué nos dice de las Inversiones?

Después de haber tocado fondo en el 2016 (US$ 28 millones) las inversiones llegaron, en febrero de este año, a US$ 60 millones por mes, similar a la inversión del 2015, pero con la pandemia se redujeron a un mínimo de US$ 5 millones por mes en agosto y en los últimos meses se ve una recuperación (US 11 millones en noviembre), pero aún falta mucho por hacer para recuperar los niveles pre pandemia.

En ese contexto, las regalías por petróleo han caído 80% (de US$ 19.5 millones en enero a US$ 3.9 millones en abril y ahora están recuperando a US$ 8.8 millones en noviembre)

¿Qué rescataría del 2020 en el campo petrolero?

Con el apoyo del vicemisterio de Hidrocarburos se lograron adjudicar los lotes Z-67 y Z-68 a Tulow; el cambio de contrato de lote 31 C de Aguaytía y hemos puesto en agenda política la necesidad del cambio de los reglamentos del canon, de regalías, y otros reglamentos. Hubiera sido bueno lograr esos cambios en el 2020, pero el entorno político no ha sido propicio para ello.

¿Cuál es el reto inmediato?

Las cifras de producción (Ver gráfico), empleo (se perdieron 10,000 empleos en el sector) nos dicen cuál es el escenario futuro que tenemos que enfrentar. Reactivar la producción petrolera de la selva es nuestra prioridad en el 2021. No hay que olvidar que de cada 100 barriles que se consumen 75 se Importan.

Perspectivas

La producción, inversiones y empleo se vieron muy afectadas en el sector en el 2020. ¿Qué planes se tienen a futuro para revertir esta situación?

Lo primero que quisiera destacar es que las reservas y recursos descubiertos de petróleo y gas ya descubiertos en el país, tiene un valor cercano a los US$ 100,000 millones (Ver gráficos y tabla), de los cuales alrededor de US$ 38,000 millones están en el Cusco ( gas y líquidos de gas de Camisea), pero en Loreto hay cerca de US$ 33,000 millones.

Es decir, en valor Loreto compite con Cusco, pero desafortunadamente la atención no está dada en la misma proporción; por ejemplo, es clara la diferencia en cómo se maneja el gasoducto de Camisea y cómo el Oleoducto Norperuano

Entonces, lo primero que tenemos que ver hacia futuro es que existe un valor importante en hidrocarburos (en Loreto), pero que no sirven si no los ponemos en producción.

¿Cuál es la meta de producción?

A pesar de los resultados adversos que hemos tenido, nuestra apuesta sigue siendo llegar a producir los 100 mil barriles diarios de petróleo, en los próximo 3 a 4 años, trabajando de manera alineada con el Viceministerio de Hidrocarburos y otras entidades.

económica, cerrar las brechas (socio económicas) y retomar el crecimiento potencial, se necesita contar con energía que, en el Perú un 73% viene del petróleo y gas.

Hay que considerar que el país gasta diario S/ 60 millones en importaciones de petróleo y derivados, y si no se dan las medidas necesarias para impulsar la producción nacional, ese monto se elevará a S/ 100 millones diarios en estas importaciones.

La falta de actualización del marco legal ha disminuido la capacidad productiva y la competitividad del país. Lo que necesitamos principalmente es trabajar en una base que consta de tres componentes.

¿Cuáles?

El primero es garantizar que el Oleoducto Norperuano mantenga una operación continúa. Para ello se está trabajando con Petroperú y con el viceministerio de Hidrocarburos. Recientemente el Viceministerio de Hidrocarburos ha firmado ya un acuerdo para retomar las operaciones en el Oleoducto, y esperemos que entre enero y febrero esté ya funcionando.

Sin el Oleoducto no se podrá lograr producir los 100 mil barriles diarios de petróleo que se pretende, por lo que es fundamental que opere continuamente y a bajo costo porque ahora es alto comparado con otros oleoductos de la región.

¿Qué más se requiere para impulsar la producción de petróleo?

Otro componente que se necesita es la reforma de la Ley Orgánica de Hidrocarburos. Después de la crisis del 2014 (la mayor caída del precio petróleo en varias décadas) varios países de la región cambiaron su ley de hidrocarburos, el Perú no. Yo considero que han sido, con el 2020, cinco años perdidos en hacer esta reforma estructural del sector.

¿Por qué no se ha hecho esta reforma?

Bueno, el hecho de haber tendido cuatro presidentes, 10 ministros de Energía y Minas, ha dificultado hacer ese cambio estructural.

Otro aspecto fundamental y de base, que se necesita para elevar la producción petrolera en el país, es ejecutar el Plan de cierre de brechas sociales (en salud, educación, vivienda, agua y saneamiento, entre otros, para lo cual se van a destinar más de S/ 6,000 millones) que ya se empezó a implementar, tras el decreto supremo que se dio para ese fin (a fines de agosto del 2020) liderado por el viceministerio de Hidrocarburos.

¿Hay otras medidas planeadas para impulsar la producción de petróleo?

Esta también la homologación de la Ley del Canon y sobre canon, gasífero y de petróleo, y hay que modificar su forma de distribución, ya que tal como está ahora no está trayendo beneficios a las comunidades y es necesario que ellas sientan que la explotación del petróleo les trae beneficios.

Licitaciones

Pero lo que impulsa la producción es que se exploten lotes petroleros, ¿qué preparan en ese campo?

Una forma de impulsar la producción e inversión petrolera es atender los contratos petroleros que están por vencer. Este tema es muy importante porque implica, además, la modernización de los contratos después de 30 años de privatización que han dejado enseñanzas en Talara y en la Selva.

¿Qué enseñanzas han dejado?

Talara, a pesar de sus 150 años de explotación, todavía tiene mucho para dar, pero tiene que ser sometida a estudios modernos, a nueva tecnología e inversiones, como ya se ha hecho en alguna parte de esta cuenca.

Otra enseñanza es que debemos mejorar la forma en que se configuran los lotes, y hay que modificar las exigencias ambientales y sociales. Además, en Talara es necesario incluir en los contratos la necesidad de abastecer de gas a las poblaciones vecinas.

¿Hay experiencias de eso en el país?

Sí, ya tenemos una experiencia en el lote 31 C de Aguaytía, donde hemos incluido en el contrato la obligación de la empresa a proporcionar 1 millón de pies cúbicos de gas diarios a Pucallpa para generación.

Respecto a los lotes cuyos contratos están por vencer, ¿qué se tiene planeado para ellos?

La mayoría de esos lotes están en Talara (Ver tabla). Como ya mencioné, Perupetro está trabajando una propuesta para los nuevos contratos, que incluye temas como las áreas de los lotes, los compromisos de parte de las empresas operadoras, el cumplimiento de las normas, y también preparar a las cuencas petroleras para la transición de la matriz energética.

El Petróleo y el gas seguirán acompañando la actividad productiva, por varias décadas más, aun cuando bajen su participación. Entonces estos contratos nuevos tienen que ser pensados de manera tal que preparen al sector para esa transición.

¿Y en concreto que implica esto último?

Eso significa que en algunos contratos petroleros estamos viendo la necesidad de incluir fondos sociales, fondos ambientales, para que la transición no sea sólo en el cambio de la fuente de energía sino también en la economía misma y en la parte social.

¿Y qué lotes se licitarán primero?

En el caso de Talara hay un lote cuyo contrato está próximo a vencer, el GMP I, sobre el cual estamos evaluando adelantar las licitaciones. Ello debido a que el retorno las inversiones en petróleo tiene un período largo; tiene que pasar cinco, seis años, para recuperar la inversión.

Entonces, en un lote que va a vencer en el 2021, hace cinco años que se han parado las inversiones ahí. Algo similar pasa con los lotes cuyos contratos vencen en el 2022 y 2023. Eso implica que se afecte la producción, que empiecen a disminuir las reservas, las regalías y canon, que se genere menos trabajo.

Es esa la razón por la que se adelantarían las licitaciones, entonces…

La idea es salir a licitar antes, además, porque hay alrededor de 10 empresas, chicas y medianas que no están actualmente en el país y que han mostrado interés en participar en estas licitaciones; así como también de otros operadores que sí están en el país. Entonces, hay razones técnicas y económicas, y, fundamentalmente razones de mejora en la forma que se generaron los contratos hace 30 años, para adelantar las licitaciones.

¿Para cuándo se adelantarían esas licitaciones?

Creemos que, de todas maneras, dentro del primer semestre de 2021 estaríamos lanzando el proceso de licitaciones de los 7 lotes petroleros del primer bloque (Ver tabla), con el fin de que la adjudicación se dé antes de fines del año 2021.

Estaban pendientes también la revisión de algunos reglamentos, como el de regalías, ¿cómo va eso?

Como parte del inicio de esta reactivación del sector petrolero se ha propuesto la actualización de los reglamentos como el de regalías, el de calificación de las empresas y el reglamento de exploración y producción.

Ninguno de estos reglamentos hasta ahora no ha podido ser aprobado, porque la situación política actual no es propicia para generar cambios estructurales. Nosotros estamos insistiendo con el ministerio de Energía y Minas, pero creo que es producto de este desorden político que tenemos.

Lotes 8 Y 192

¿Y cómo se manejará el tema de los lotes 8 y 192, que están teniendo los problemas referidos a los pasivos ambientales?

El Lote 192 ya está en un proceso para la firma del contrato respectivo con Petroperu. Está pendiente la Consulta previa, que se espera terminar hacia febrero, con lo cual estaríamos listos para firmar el contrato y que la operación del lote sea asumida por Petroperu, empresa que ya tiene adelantado el proceso de asociarse con una empresa para ese fin.

En el caso del lote 8 el tema se ha complicado un poco por la declaratoria de liquidación de Pluspetrol Norte (que operaba este lote). Este lote está considerado en el segundo bloque de licitaciones (Ver tabla), pero esa situación nos esta llevando a la necesidad de hacer esa licitación antes.

¿Y cuándo se licitaría el lote 8?

Bueno, previamente debemos saber si los socios que tenían este lote junto con Pluspetrol van a seguir con la operación o van a terminar el contrato. Esa decisión se debe tomar en las próximas semanas y debe definirse si los socios van a seguir operando el Lote y van a tomar la participación que tenía Pluspetrol, o si se termina el contrato, en cuyo caso Perupetro tendría que licitar este lote y ver la mejor forma de que esté en operación lo más pronto posible.

¿Quién asumirá los pasivos de estos lotes?

Perupetro no puede licitar un lote con contingencias ambientales o legales. Entonces, dentro del proceso, el tema ambiental tiene que quedar resuelto antes de lanzar la licitación.

Perupetro tiene que mejorar sus procesos de supervisión de contratos y alinear esa supervisión con la de otras entidades como el OEFA y el Osinergmin. Estos años también nos enseñan que debemos supervisar y fiscalizar mejor, y evitar como llegar a 30 años y estar con los problemas que tenemos.

Una lección que hemos aprendido es que hay que curarse en salud, cuando las cosas están en marcha y no cuando están por terminar. Y eso es algo que se tiene que hacer a través del Minam, del alineamiento de actividades.

Fuente: GESTIÓN.

 

 

 

 

 

Acerca de roveri-myenergia

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cálidda alista primeras estaciones de GNL para vehículos interprovinciales

La empresa de capitales colombianos Cálidda planea abrir en el segundo trimestre de este año …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *