15.1 C
Lima
26 de junio de 2022
Economía

Con un tipo de cambio más bajo: ¿Qué importaciones se benefician?

El tipo de cambio cerró la jornada del viernes en S/ 3.750, un avance de 0.61% frente al cierre del jueves (S/ 3.727), según datos del Banco Central de Reserva (BCR). En lo que va del año, el dólar acumula un retroceso de 6.03% en comparación al S/ 3.991 registrado a fines del 2021. En este periodo de apreciación del sol, ¿qué importaciones son las más beneficiadas?

Según Jorge Ojeda, docente de la facultad de Negocios EPE de la UPC, en el corto plazo las importaciones más beneficiadas serían las de alta rotación (frecuencia de ventas), las cuales están relacionadas al sector retail o minorista. Como productos puntuales mencionó los textiles, calzado, alimentos, autopartes y afines.

“Los productos de rotación rápida están menos expuestos al riesgo cambiario. Con productos de rotación un poco más larga aún se espera que tengan cuidado. Dado que aún se percibe volatilidad en el tipo de cambio este podría subir de manera abrupta en el futuro. Se puede importar hoy, pactar pagarlo en tres meses, y estar expuesto a un nuevo tipo de cambio”, señaló.

Víctor Salvatierra, especialista y consultor de negocios internacionales, explicó que, si bien en general todas las importaciones se benefician con un tipo de cambio menor, el beneficio es mayor en las que llegan por transporte marítimo, cuyos fletes son más costos y, por lo tanto, hay un mayor ahorro en comparación con los costos del transporte por vía aérea y courier. En ese sentido, se trata generalmente de productos de mayor tamaño como, por ejemplo, bicicletas, artículos para gimnasio o afines.

“El nivel de costos en una operación marítima es mucho mayor, y al facturar estas en su mayoría en dólares, el ahorro también es mayor. Para tener aún más beneficios se suele hacer el tipo de operaciones grupales; es decir, un conjunto de personas se asocia para compartir los gastos de importación de los productos. A diferencia de las operaciones por vía aérea y courier, los productos son generalmente de mayor volumen en la marítima, y se suelen distribuir a mayoristas”, explicó.

¿Habrá efectivamente más importaciones?

Salvatierra indicó que el volumen de importaciones dependerá del análisis de escenarios que planteen las empresas, en donde se contempla uno optimista, en el cual el tipo de cambio sigue la tendencia a la baja; un escenario más conservador, donde el tipo de cambio suba pero no demasiado; y el pesimista, en el cual el tipo de cambio supera nuevamente los S/ 4.

En ese sentido, indicó que si en los tres escenarios el negocio termina siendo rentable, lo más probable es que se continúe sumando en las operaciones.

“En el ámbito de las importaciones la cautela siempre es vista y se espera que siga así, más aún con un tipo de cambio que no es estable por distintos factores internos y externos. Posiblemente se vean aumentos en las importaciones, pero su magnitud dependerá de la naturaleza del análisis”, afirmó.

Por su parte, Jorge Carrillo Acosta, experto en finanzas y profesor de Pacífico Business School, señaló que, por ahora, no se tiene aún las garantías de que lo que está sucediendo con el tipo de cambio será un efecto permanente.

Oportunidades

Ojeda señaló que para aquellas personas que importan productos a través de plataformas de comercio electrónico la coyuntura actual ya sería una mejor oportunidad en contraste al año pasado.

“Como personas hay un tope para importar que es de US$ 200 (sin pagar impuestos) en tres oportunidades, los que ahora significan una cantidad menor en soles. Eso mueve la posibilidad de que estos tipos de importadores se vean beneficiados. Ahora tendrían que no dilatar la comprar y aprovechar la cotización actual del dólar”, indicó.

En el mismo sentido, Carrillo señaló que, en el caso de ser un negocio, la oportunidad pasaría por aprovechar sobre todo las campañas “fuertes” como la escolar si se piensa en importar para comercio.

Asimismo, indicó que los productos vinculados al trabajo remoto también serían una opción a contemplar, pues es una tendencia que se mantiene y que se espera no cambie en el 2022.

“No se pueden proyectar a mucho tiempo. Si se quiere aprovechar el contexto actual, las opciones para venta están relacionadas a la permanencia en el hogar y campañas estacionales como la escolar”, indicó.

La otra parte

Según Juan Carlos Odar, economista y director de Phase Consultores, un tipo de cambio muy bajo reduce la competitividad principalmente de los sectores exportadores no tradicionales como el caso de la agroindustria de exportación.

“Por ejemplo, este sector (agroindustrial) en la medida que exporta y genera dólares, tiene un ingreso cada vez menor si el dólar está a la baja. Esto hace cada vez menos atractivo o tiene menos incentivos a salir a vender sus productos al exterior y, por ende, un efecto negativo en la inversión”, mencionó.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

Alonso Segura: “Este gobierno no es capaz de solucionar problemas y ahora incluso los genera”

admin-roveri-mye

EE.UU. busca lazos económicos más fuertes con América Latina

admin-roveri-mye

El BID prepara una “reforma histórica” que busca duplicar financiación con el sector privado

admin-roveri-mye

Leave a Comment