16 C
Lima
28 de mayo de 2024
Actualidad

6 pasos para mejorar tu flujo de caja empresarial

El flujo de caja es una herramienta de proyección y de control sobre el manejo de la liquidez de la empresa. El dinero es el equivalente a la sangre en el cuerpo humano.

Así como la sangre transporta el oxígeno, los alimentos, los desechos y es la primera línea de defensa del ser humano; el efectivo, también permite a la empresa desarrollar sus planes, pagar a sus proveedores, incorporar tecnologías entre otras cosas. No puede faltar dinero a la empresa.

Así lo señala, Ricardo Gallo, gerente general de Inandes Grupo financiero y actual presidente de la Asociación Peruana de Factoring, resaltando que muchas veces consideramos a los informes contables como el Estado de Resultados (antes conocido como Estado de Ganancias y Pérdidas) como aquel que mide la performance de la empresa.
Y es cierto, sin embargo, adolece de considerar la capacidad que tiene la empresa de generar efectivo.
Para este informe las ventas son ingresos independientemente si la venta se hizo a crédito o al contado. Los gastos o costos no consideran si nuestro proveedor nos ha dado tiempo para pagar, es por ello que debemos usar otra herramienta para saber si falta efectivo.
“Una vez a un cliente que recién se enteraba de la herramienta del factoring, le estaba explicando la importancia de hacer su planeación de la caja de la empresa, estimando realmente cómo serían sus ingresos y salidas de efectivo”, señaló Gallo.
“En este sentido se dio cuenta de cómo su cliente lo estaba explotando, al pedirle que le diera crédito, sino que además él tenía como política no vivir con deudas y no pedía crédito a sus proveedores. Esa forma de trabajar le estaba llevando a la ruina porque estaba financiando a su cliente consiguiendo dinero de prestamistas a una alta tasa de interés porque de alguna forma debía de cubrir el déficit de dar un crédito sin tener la contraparte de su proveedor” detalló.
En ese sentido, Gallo brinda algunos tips o consejos para el mejor manejo de su caja y poder superar los vaivenes de la economía:
1) Prioriza las ventas en tiempos difíciles y mantén estrategias de marketing para evitar pérdidas de ingresos:
Debes de proteger a tu cliente y usar herramientas comerciales y/o campañas para evitar que deje de comprar tu producto. Antes de hacer un gasto evalúa que has logrado el ingreso para justificarlo.
2) Mantén un inventario ajustado a las necesidades del negocio para controlar los gastos futuros: 
Cada moneda que tienes, cada billete que llega a tus manos debes de protegerlo y cuidarlo. Úsalo solamente si es necesario. Tus proveedores harán uso de las mismas herramientas comerciales y de marketing contigo, incluyendo campañas de remates de bienes que quizás no sean necesario tener. Debes ser cuidadoso en tu gasto
3) Reduce los gastos al mínimo sin comprometer la calidad del servicio ni el bienestar de tus empleados:
Medita y evalúa tu negocio. Estudia qué actividades podrían generar ahorros sin afectar el servicio a tu cliente. Se trata que ahorres recursos en algunas actividades, pero no descuides el servicio y menos aún la calidad.
Si bien la tentación de ahorrar rebajando prestaciones es grande, recuerda que es más fácil recuperar un cliente haciéndole una rebaja que prometerle un mejor servicio, luego que lo atendiste con menor calidad.
4) Utiliza el factoring para obtener efectivo de forma rápida al ceder sus cuentas por cobrar a cambio de dinero inmediato: 
Si tienes problemas de liquidez, y tu cliente no te paga las facturas, usa el factoring como medio de adelantar recursos. Es mejor a veces pagar por tener dinero, que perder una buena oportunidad por no contar con efectivo. Además evalúa tu negocio. Si puedes darle vueltas a la plata varias veces, entonces podrás cubrir el costo y ganar algo.
5) Negocia plazos de pago con tus proveedores para aprovechar descuentos por pronto pago para gestionar mejor tus egresos: 
Tu proveedor también requiere de liquidez y si hay competencia en el sector, te habrá ofrecido una línea de crédito. Úsala y evalúa si pagándole rápidamente te hace un descuento. Muchas empresas usan el factoring inverso o confirming para conseguir recursos, pagar a sus proveedores con descuento y pagar luego de varios días a las empresas de factoring. A final el ahorro podría ser mayor que los costos.
6) Financia activos que generen un retorno mayor al costo de la deuda para superar problemas financieros: 
Cuando hay incertidumbre en la generación de efectivo o si el dinero no retorna rápidamente, entonces debes evaluar muy bien a la hora de gastar y más aún si quieres comprar un activo.
Muchos empresarios llevados por la ambición adquieren bienes de consumo los que disfrazan como inversión (por ejemplo un auto nuevo). Antes de tomar una deuda para comprar un activo, evalúa si el activo te generará más ingresos que gastos. Si es así adelante, si ocurre lo contrario será un dolor de cabeza.
Ten también en cuenta los plazos, un bien como un local, una máquina, un vehículo, son activos de mediano plazo que deberían calzarse con una deuda con un plazo de pago acorde con el tiempo del activo. Ten en cuenta también los gastos o inversiones adicionales que requieres para que funcione el activo y te genere los retornos esperados y sobre todo el tiempo en que empezará a hacerlo

Related posts

La Positiva ampliará su cartera de clientes del sector minero en 10% este 2022

admin-roveri-mye

Empleo en minería cae, pero hay mayor demanda de personal en áreas socioambientales

admin-roveri-mye

Wavin apuesta por el crecimiento sostenible de árboles con proyecto global

admin-roveri-mye

Leave a Comment