15.5 C
Lima
1 de julio de 2022
Minería

Buenaventura iría por joint venture para el desarrollo de Trapiche

Luego de la venta de su participación en Yanacocha a Newmont, Buenaventura voltea la página para impulsar sus proyectos greenfield como Trapiche (Apurímac), de US$ 973 millones. Y para apalancar su desarrollo, la minera peruana no iría sola.

El director general de Buenaventura, Leandro García, señaló que la administración estaría apuntando a un joint venture con un socio que pueda colaborar, aunque la decisión aún no está tomada.

A la fecha, la compañía ha completado uno de los talleres para el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto de cobre, restando uno para fines de este trimestre. En tanto, los acuerdos con cuatro de cinco comunidades están en sus etapas finales.

La iniciativa contempla una planta de procesamiento de entre 45,000 y 65,000 toneladas por día, para una producción anual estimada de entre 50,000 y 70,000 toneladas métricas de cobre.

Renzo Macher, gerente de Proyectos Corporativos de la empresa, destacó que la iniciativa está en el último año de la fase de viabilidad. De avanzar todo conforme a lo previsto, la construcción de Trapiche comenzaría en la segunda mitad del 2024 y duraría tres años.

San Gabriel

Sobre otros proyectos greenfield, Buenaventura confirmó que la construcción del proyecto de oro San Gabriel (Moquegua) iniciará tras la temporada de lluvias, en el segundo trimestre, confirmando así lo adelantado (Gestión 27.09.2021).

Así, tras tres años de obras, la producción comercial llegaría en el 2025. La inversión total oscilaría entre US$ 400 millones y US$ 430 millones, incluyendo inclusive incrementos de costos el año pasado (inflación de 20% en equipos).

“Hemos estado trabajando durante todo el 2021 cotizando los equipos y los servicios principales que vamos a contratar y tenemos algunos ahorros que cubren los aumentos de capex debido a la inflación e incrementos de costos. Por eso mantenemos el mismo rango de gastos de capital”, sostuvo Macher.

Minas operativas

Respecto a proyectos operativos (brownfield), Buenaventura confirmó que se alejan del mineral polimetálico para ir más hacia cobre en El Brocal (Pasco). Así, confirma la transición anticipada (Gestión 02.02.2022).

“Actualmente hay más cobre a cielo abierto y gradualmente menos zinc y plomo”, indica la empresa.

En tanto, en la polimetálica Uchucchacua (Lima), seguirán con las perforaciones a fin de recopilar información y actualizar la secuencia de mina. De esa manera, apuntan a reanudar operación en esa mina en la segunda mitad del 2023 o inicios del 2024.

Más inversión en exploración. Presupuesto. Para el 2022, la inversión en exploración de Buenaventura se incrementa a entre US$ 50 millones y US$ 600 millones en zonas de operación, incluyendo perforaciones en El Brocal, principalmente, en cielo abierto.

“Teníamos nuevas áreas en el sector de Tatiana y también tenemos dos perforaciones adicionales en algunas partes del tajo abierto”, detalla la empresa. En tanto, en nuevas zonas, la exploración demandará entre US$ 10 millones y US$ 15 millones.

Sobre resultados del 2021, la minera reportó un ebitda de operaciones directas de US$ 204 millones, 39% más que el 2020. En tanto, el gasto de capital creció 24% a US$ 91 millones, enfocado en San Gabriel, Yumpaq y El Brocal.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

Cusco, Áncash, Arequipa y Piura concentraron el 60% de los recursos transferidos por canon, sobrecanon y regalías entre el 2008 y el 2021

admin-roveri-mye

SNMPE: minería formal sí es social y ambientalmente responsable en Perú

admin-roveri-mye

SolGold revela planes para enorme mina de cobre de US$ 2,700 millones

admin-roveri-mye

Leave a Comment