20.1 C
Lima
6 de diciembre de 2022
Energía

Generadoras peruanas aceleran paso a energías renovables ante posible escasez en el 2026

La tendencia a nivel global de pasar de energías generadas por combustibles fósiles a sistemas más limpios como la eólica y solar se incorpora en los planes de crecimiento de las generadores eléctricas en el Perú. Uno de los motivos, más allá de la conciencia climática, es que las inversiones en energías renovables serían más rápidas de ejecutar en un contexto en que se prevé que en el 2026 el país sufrirá un posible desabastecimiento de energía.

Eduardo Herrera, gerente general de la Compañía Eléctrica El Platanal S.A. (Celepsa), explica que en los últimos años no ha habido importantes inversiones para garantizar la energía en el corto plazo debido a la distorsión que existió en el mercado eléctrico hasta el 2020, debido al ingreso de las termoeléctricas a gas natural -que producen el 55% de la energía en el país-, pero que pudo frenarse con una sentencia de la Corte Suprema.

“Hoy ya existe la posibilidad de hacer inversiones pero un proyecto demora hasta tres años para conseguir los permisos. Si el gobierno no da las condiciones para propiciar la inversión en renovables, porque es más sencillo de montar el proyecto, es posible que en el invierno del 2026, temporada en que no hay agua para las hidroeléctricas (que producen el 40% de la energía), tengamos un desabastecimiento”, señaló a Gestión.pe.

Frente a ello, Celepsa no solo proyecta iniciar en el primer trimestre del 2023 la construcción de su primera central de energía solar en Arequipa, que significará duplicar el tamaño de sus operaciones, y que le tomará 24 meses en culminar; sino que también, ha incluido en su plan de crecimiento adquirir proyectos en proceso de desarrollo para complementarlos y, así, “ganar tiempo para que lleguen a buen puerto antes de que sus permisos se cancelen”, señaló.

De acuerdo a la actualización del Plan de Trasmisión del Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES), se prevé la entrada de más de 60 proyectos (comprometidos y proyectados) de energías renovables entre el 2022 y 2032, equivalentes a mas de 8,000 megavatios (MW, los cuales se desarrollarían en Ica, Piura, Arequipa, Chiclayo, y en Cajamarca.

No obstante, para Herrera muy pocos serán los que se realicen si no se mejoran las normas. “El permiso ambiental, aunque no lo crea, es el que más demora”, anotó.

Ampliando el portafolio

Pero Celepsa no sería la única empresa que ampliará su portafolio con producción de energías renovables no convencionales. Algunas empresas clásicas del sector hidrocarburos, como Hunt Oil, también han mostrado interés en transitar a energías renovables en Perú.

Así lo informó Paola Sarria, ejecutiva de la Asociación Peruana de Energías Renovables. Engie sería otra de las empresas, y es que a finales del 2021 obtuvo el permiso de tránsito y derecho de servidumbre para el proyecto eólico Punta Lomitas en Ica.

Por su parte, la generadora termoeléctrica Fénix Power Perútambién aceleró su transición a proyectos de energía renovable y en octubre del 2021 recibió la concesión para los estudios de factibilidad para una central eólica en Ica. Statkraft S.A. también se sumaría a las empresas que prevén ampliar su portafolio.

De acuerdo a Sarria, en 2021 el número de integrantes a la Asociación aumentó en más de 30%, y para este 2022 esperan una tasa de crecimiento mucho mayor, lo que reflejaría el ánimo de más empresas por impulsar el desarrollo de la energía renovable en el país, incluyendo el interés de compañías extranjeras.

“Las nuevas empresas podrían venir de Francia, España e Italia, también del Asia. Entre ellas está EDF Renovables que es francesa, y que el año pasado abrió una oficina en el país”, anotó.

Agregó que la empresa española Acciona Energía, revalidada recientemente como la empresa eléctrica más verde del mundo según el ranking “Top 100 Green Utilities” -que es elaborado anualmente por Energy Intelligence-, también está apostando por el desarrollo de renovables en el mercado peruano. Se suma Atlas Energías que opera en Chile, “ellos observan el mercado peruano esperando que se aprueben cambios regulatorios para poder ingresar”, señaló Sarria.

Finalmente mencionó que el año pasado se integró a la Asociación la estatal Petroperú para desarrollar proyectos renovables los cuales continuarían pese a su retorno a la producción de petróleo en el Lote 1.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

OEFA amplía autorización a La Pampilla para carga y descarga de hidrocarburos

admin-roveri-mye

OEFA levanta paralización de carga y descarga en terminal multiboya 1 de La Pampilla

admin-roveri-mye

Primax anunció proyecto de inversión de US$ 26 millones para crecimiento en Colombia

admin-roveri-mye

Leave a Comment