16.7 C
Lima
17 de junio de 2024
Actualidad

Volcan y la escisión del Puerto de Chancay: se revela firma receptora y propósito

A fines de abril último, Volcan comunicó que estudiaba la escisión de su negocio portuario relacionado al proyecto del Terminal Multipropósito de Chancay de US$ 3,500 millones, en el cual tiene 40% de participación. La operación será sometida finalmente a consideración de su Junta General de Accionistas el 24 de agosto (primera convocatoria) y el 29 de agosto (segunda convocatoria). Sin embargo, la compañía ya reveló el “Proyecto de escisión” que será presentado en dichas fechas.

En el documento, preparado por la gerencia de Volcan de acuerdo con lo instruido por el Directorio y diversos accionistas, se informa que Inversiones Portuarias Chancay (IPCH) participará como empresa receptora del bloque patrimonial a ser transferido.

Sobre esta nueva empresa, el “Proyecto de escisión” explica que será una sociedad anónima abierta que actualmente se encuentra en proceso de formación para su correspondiente inscripción en los Registros Públicos. Asimismo, tendrá un capital social ascendente a S/ 1,000.

“IPCH tendrá por objeto social dedicarse a adquirir, desarrollar, y negociar intereses o derechos patrimoniales en empresas dedicadas a actividades portuarias y logísticas de cualquier naturaleza, así como los servicios relacionados”, señaló la Gerencia de Volcan.

En general, indicó que la nueva compañía podrá realizar cualquier acto o actividad que tenga relación directa o indirecta con el rubro portuario o logístico y tienda a la obtención y realización de sus fines.

Actualmente, el negocio portuario de Volcan está conformado por una participación del 40% en el proyecto Terminal Portuario Multipropósito de Chancay, a través de sus acciones en el operador Cosco Shipping Ports Chancay Perú (CSPCP). El porcentaje restante (60%) corresponde a la empresa china Cosco Shipping Ports Ltd.

Modalidad de escisión

La modalidad propuesta para la referida operación es una escisión parcial. Así, Volcan -como sociedad escindida- segregará un Bloque Patrimonial en único acto y en bloque, a favor de la sociedad receptora, IPCH.

El valor neto del Bloque Patrimonial a ser escindido asciende a la suma total de S/ 446,854,132, cuya recepción por IPCH originará un aumento de capital en dicha sociedad y, de ser el caso, de las demás cuentas patrimoniales que corresponda.

El propósito detrás de la escisión

Conocida la evaluación de Volcan sobre una potencial escisión de sus negocios logísticos y portuarios, la noticia generó suspicacia. La operación podría haber sido vista solo como una reorganización societaria si su accionista Glencore no hubiera anunciado en febrero su intención de salir de la minera peruana.

En esa situación, surgió la interrogante de si dicha escisión sería un mecanismo para que el grupo suizo siga participando en CSPCP – operador del megaproyecto de Chancay- aun cuando ya no lo haga en Volcan.

Sin embargo, la Gerencia de la empresa peruana explicó el propósito de la escisión. En el referido documento, recordó que Volcan tiene por objeto social el desarrollo de actividades mineras, con más de 355,000 hectáreas de concesiones, ocho minas en operación, cinco plantas concentradoras, entre otros activos y operaciones. Así, afirmó, su inversión en CSPCP no se ajusta a sus actividades propias.

“El objetivo de CSPCP constituye la construcción y desarrollo de un negocio portuario, no relacionado – al menos de manera exclusiva – a las actividades mineras de Volcan”, anotó, tras recordar que los accionistas invierten en esta empresa para asumir una exposición de riesgos de un negocio minero y no de otro tipo.

En ese sentido y considerando que ambas líneas de negocio (minero y portuario) no llegan a alcanzar su potencial valor al perseguir objetivos distintos, reconoció que diversos accionistas han manifestado la conveniencia de proceder con la separación de los mismos.

La opinión de MacroInvest

Advertida la necesidad de la escisión, Volcan encargó a la consultora MacroInvest evaluar la conveniencia de separar el negocio portuario del negocio minero, desde el punto de vista de la sociedad como de sus accionistas. En términos generales, se concluyó que la separación sería beneficiosa principalmente por cuatro aspectos.

En lo administrativo, la operación permitiría una gestión más eficiente de cada negocio, a través de la simplificación operativa, comercial y administrativa, facilitando a Volcan e IPCH orientarse a sus respectivos rubros. En lo financiero, ambas firmas podrán estructurar financiamientos independientes y flexibles adecuados a sus riesgos y necesidades específicas.

Asimismo, en materia regulatoria, indicó que la segregación del negocio portuario permitirá que éste quede sujeto a una menor carga, reduciendo su exposición a obligaciones y riesgos. Y entre otras ventajas, destacó que se lograría una mejor apreciación de las actividades realizadas por IPCH y Volcan, lo cual podría resultar en un mejor retorno en la inversión de los accionistas.

Fuente: GESTIÓN.

 

Related posts

Repsol llega a un acuerdo económico final con comerciantes de Santa Rosa afectados por derrame de petróleo

admin-roveri-mye

Mujeres líderes: cómo las compañías pueden cerrar la brecha de género

admin-roveri-mye

Perú Travel obtiene nominación en los World Travel Tech Awards 2022

admin-roveri-mye

Leave a Comment