17.7 C
Lima
29 de junio de 2022
Economía

“Es viable llegar al 2050 entre los países más desarrollados del mundo”

Las metas que se fijaron en el Plan Estratégico de Desarrollo Nacional (PEDN) al 2050 son realizables y colocarían al Perú entre los 30 y 35 países más competitivos del planeta, afirmó el presidente del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), Giofianni Peirano Torriani.

“Es importante señalar que [el documento] será el primer plan de desarrollo que se ofrecerá a la nación, el cual indica que sí es viable, realizable, factible, llegar al 2050 entre los países más desarrollados. El Perú estaría entre los 30 y 35 países más competitivos”, recalcó.

Frente a los que puedan pensar que las metas constituyen una fantasía, el funcionario recordó en los últimos 30 años el Perú ha sido la estrella macroeconómica de toda la región. “Lo que falta son las capacidades de desarrollar ese presupuesto en beneficio de los ciudadanos mediante los servicios públicos”, explicó.

“Como parte de este Plan Estratégico de Desarrollo Nacional al 2050 se lograría metas de reducción de pobreza tan significativas como la reducción de la pobreza multidimensional del 40% actual al 10%”, declaró al Diario Oficial El Peruano.

Producto Bruto Interno

Peirano dijo que el país podría alcanzar también el incremento de su producto bruto interno (PBI) per cápita de, aproximadamente, 8,500 dólares a 30,000 dólares: “En 1990 el peruano per cápita estaba en alrededor de 1,000 dólares, hoy es de cerca de 8,500 dólares y podríamos ascender a 30,000 dólares”,.

El presidente del Ceplan señaló que en el tema materno-infantil habría, asimismo, una reducción de la mortandad tanto de la madre y del niño en un 33%. “Esto sería también importante para desarrollar justamente el aspecto social y con ello apuntalar el desarrollo de toda la nación”, anotó.

“Lo más importante es que son metas realizables en función del comportamiento que hubo en el Perú en el pasado y que proyectado en prospectividad sí alcanzaríamos esos indicadores de desarrollo”, enfatizó Peirano.

Además, manifestó que “la matriz peruana, dentro de su conflictividad social, política y todo lo demás, está en una tendencia de desarrollo que ha considerado justamente las metas en función del comportamiento de los últimos 50 y 60 años, por lo cual, en automático por el comportamiento o su coyuntura, así como por la funcionalidad, competencias y capacidad del Estado, se alcanzaría esas metas”.

Una prueba, refirió, es que en los últimos 25 años el país pasó por coyunturas políticas y el indicador económico si bien se alteró de arriba a abajo, “en tendencia sigue en crecimiento y en tendencia el desarrollo económico, político y social del país se ha traducido”.

“No cabe ninguna duda que, por ejemplo, en los últimos 30 años el Perú avanzó en indicadores de todo tipo a nivel global, al igual que su competitividad. Fruto de ello es que en las últimas tres décadas somos la punta de lanza en macroeconomía de toda la región latinoamericana, lo cual es importante de resaltar, pues a veces se soslaya”, recalcó.

Competidor en el Pacífico

Por ejemplo, indicó, un competidor del Perú en la Cuenca del Pacífico de cara a los procesos globales es Chile que presenta un endeudamiento internacional de aproximadamente 70,000 millones de dólares y cuenta con 35,000 millones de dólares en reservas.

“Nuestro país tiene cerca de 35,000 millones de dólares en deuda, pero el doble, es decir 70,000 millones de dólares, de reservas. Los indicadores son distintos, con lo cual nosotros poseemos una mejor palanca para sostener nuestro desarrollo, como siempre, cubriendo el déficit fiscal y, sobre todo, haciendo inversiones porque contamos con respaldo económico. Esa es nuestra fortaleza macroeconómica y una fortaleza macroeconómica nos permite inversión social y en infraestructura”, aseguró.

La curva es ascendente

Peirano expresó que, si a este panorama se suma que el país es polimetálico, que la tendencia de los commodities minerales siempre va en aumento, pese a las caídas cíclicas de cada 5 años, y se saca el ponderado de los últimos 30 años, “veremos que la curva es ascendente en promedio, con lo cual en automático siempre estamos en motor de desarrollo”.

“Solo estamos en un vaivén que es normal en una dinámica de flujos respecto a que siempre hay coyunturas, pero ello no toca la capacidad estructural y la matriz de potencia que tiene el Perú, eso es contundente. Y hemos visto gobiernos de distinta índole durante los últimos 30 años”, puntualizó el presidente del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico.

Agenda legislativa planificada

Peirano sostuvo que el Plan Estratégico de Desarrollo Nacional al 2050 es una herramienta que no entiende de distingos entre los poderes Ejecutivo y Legislativo.

“A diferencia de lo que puede ser un instrumento tecnocrático, lo que queremos es que el plan inmediatamente genere un planeamiento legislativo para que el Congreso, en vez de legislar en función coyuntural o reactivamente, sepa cuáles son las modificaciones de reforma de Estado y de políticas necesarias para el desarrollo cíclico al 2050”, explicó.

Por ejemplo, refirió, existe un retraso en las reformas de Estado como la tributaria y del servicio civil; en las políticas que fomenten la agroexportación; y en el desarrollo de nuestro mar territorial que cuenta con un sistema de cabotaje que podría convertirse en un sistema portuario de proyección al Asia Pacífico, que es ahora la cuenca de desarrollo por los próximos 100 años, según las megatendencias globales.

“Esas reformas, que se saben desde hace décadas, no han sido colegidas en un proceso de acercamiento entre el Ejecutivo y Legislativo. Tras la aprobación del PEDN al 2050 propondríamos cíclicamente cuál es la prioridad de las reformas del Estado que se deben traducir en políticas o leyes en el Congreso, con lo cual daríamos un instrumento de gestión de Estado al Ejecutivo y Legislativo”, anotó.

Ambos poderes, dijo, podrían conversar en paralelo y tener cuerdas separadas para las agendas de fiscalización o representación política que son las que generan las coyunturas políticas.

“Las reformas tributaria, de descentralización, política, laborales y del servicio civil son parte de la modernización del Estado de cara al 2050”, detalló Peirano, quien reveló que el Ceplan envió un oficio para sostener una reunión de acercamiento con la presidencia del Parlamento para crear un observatorio que comulgue con la aprobación del PEDN 2050 y la priorización de una agenda legislativa planificada.

Fuente: ANDINA.

 

Related posts

BCRP: 100 años trabajando por la estabilidad económica del país

admin-roveri-mye

1.2 millones de personas fueron incluidas en el sistema financiero por Credicorp durante el 2021

admin-roveri-mye

MEF incorpora siete condiciones para otorgar beneficios tributarios

admin-roveri-mye

Leave a Comment