24.9 C
Lima
17 de abril de 2024
Minería

Panorama de Buenaventura el 2024: proyecciones e inversiones en carpeta

Buenaventura inició el 2023 con varios indicadores a la baja, al presentar problemas de producción en algunas de sus minas. Tras ese escenario y una progresiva recuperación de sus operaciones, la minera peruana registró un crecimiento de 38% en su ebitda de operaciones directas a US$238.3 millones al cierre del año, frente a los US$173.1 millones del ejercicio fiscal pasado. Para este 2024, la firma alista una serie de inversiones en determinadas unidades mineras y proyecta resultados mixtos en sus principales minerales.

Durante el 2023, la compañía informó que su producción de oro alcanzó las 155,000 onzas en todas sus operaciones directas y asociadas. Sin embargo, en el presente año, el volumen del metal precioso se reduciría 12%, llegando alrededor de 137,000 onzas.

“La producción se vería perjudicada debido a la reducción de las contribuciones de Tambomayo (Arequipa)”, señaló Leandro García, CEO de Buenaventura.

Asimismo, Buenaventura produjo 9.2 millones de onzas de plata en 2023 y este 2024 crecería 65%, hasta llegar a los 15.2 millones de onzas. “La mejora de perspectivas se justificará por los aportes de Uchucchacua (Lima) y Yumpag (Pasco)”, explicó el ejecutivo.

En tanto, en cobre, se alcanzó un nivel de 58,000 TM (toneladas métricas) y estima que podrían crecer 3%, llegando a 60,000 TM. “La priorización de la producción de cobre en el Brocal (Pasco), bajo un modelo de explotación subterráneo, nos permitirá mantener una producción de cobre anual en estos niveles durante el 2024″, señaló García.

Inversiones programadas

Con relación a sus proyectos de inversión hacia el 2024, García confirmó que ejecutarán un capex entre US$300 millones y US$320 millones, de los cuales aproximadamente US$220 millones serán destinados al proyecto San Gabriel (Moquegua). Dicho presupuesto es superior a lo estimado en la última presentación de estados financieros (entre US$ 180 millones y US$ 200 millones).

“La inversión total estimada para el proyecto está siendo revisada debido a algunas demoras y aumento de costos. Continuamos buscando optimizaciones y eficiencias en el proyecto para controlar el capex lo máximo posible“, sostuvo el ejecutivo.

Añadió que la mayor parte de los esfuerzos estarán en dicho proyecto, que contribuirá de forma relevante a la empresa añadiendo más de 14 años de vida de la mina y otros 14 años considerando los recursos.

El proyecto de Cerro Verde

Ante la noticia adelantada por Gestión sobre la reciente presentación de un proyecto de Cerro Verde (donde Buenaventura tiene participación) para realizar mejoras en esa operación con una inversión de US$645 millones, García explicó que el capex aprobado y planificado supera los US$300 millones.

“Es un monto en línea a lo que acostumbramos invertir en los últimos años. Con respecto a la noticia publicada en Gestión, (el proyecto) aún  se encuentra en evaluación y deberíamos tener mayor información próximamente. Es un ITS, por lo que no se trata de una inversión total para este año, específicamente”, anotó.

Participación de Antofagasta

En diciembre del 2023, se anunció que Antofagasta Plc, del grupo chileno Luksic, adquirió el 18.9% de la peruana Compañía de Minas Buenaventura, a través del mercado secundario de la Bolsa de Valores de Lima (BVL).

Ante ello, en la presentación de estados financieros, el presidente del Directorio de la compañía, Roque Benavides, señaló que los inversores chilenos son accionistas importantes para la empresa y comentó sobre el próximo ingreso de dos nuevos nombres al directorio.

“Ellos sugirieron a Iván Arriagada y Andrónico Lukšić y estamos proponiéndolos a la junta de accionistas para su aprobación. La industria respeta mucho a Antofagasta y espero una excelente relación y trabajo en conjunto”, comentó Benavides.

Los drivers para Buenaventura

De acuerdo con Anthony Hawkins y Marco Contreras, ambos analistas de Kallpa SAB, los resultados operativos de Buenaventura mostraron una mejora sustancial (reflejados en los menores cash costs). Sin embargo, la provisión relacionada a la disputa legal con la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) impactó en cierta medida.

En tanto, recordaron que Uchucchacua continua operando aun cuando se suspendieron las operaciones piloto de Yumpag (ambas minas están vinculadas) en enero. Así, esperaron que la primera alcance capacidad plena con la reincorporación de Yumpag en el segundo trimestre del 2024.

“Lo anterior, sumado a la contribución de Cerro Verde, el inicio de operaciones de San Gabriel, la espalda financiera de Antofagasta y las buenas perspectivas sobre el precio del cobre a largo plazo son los principales drivers de valor de la compañía”, indicaron.

 

Fuente: GESTIÓN

Related posts

Buenaventura acelera a San Gabriel: ¿cómo va el único “greenfield” minero en marcha?

admin-roveri-mye

Corte Suprema resuelve sobre tercerización de las actividades del núcleo del negocio

admin-roveri-mye

José Arista Arbildo jura como nuevo ministro de Economía y Finanzas

admin-roveri-mye