16.7 C
Lima
17 de junio de 2024
Energía

Productores de litio advierten que oferta mundial podría no satisfacer demanda de vehículos eléctricos

Los productores de litio temen cada vez más que los retrasos en la concesión de permisos mineros, la escasez de personal y la inflación dificulten su capacidad de suministrar una cantidad suficiente del metal de las baterías para cumplir los exigentes plazos de electrificación automovilística del mundo.

El litio, antaño un metal de nicho utilizado sobre todo en cerámica y productos farmacéuticos, es ahora uno de los metales más demandados del mundo, dados los agresivos planes de vehículos eléctricos de Stellantis, Ford y otros fabricantes de automóviles.

Lo que está en juego es el ritmo al que los vehículos eléctricos podrían desplazar a los motores de combustión interna, un objetivo clave de la transición a la energía verde.

“Se podría llegar a una situación de crisis en la que las empresas de baterías no tuvieran la seguridad de contar con materias primas (de litio)”, afirmó Stu Crow, presidente de Lake Resources, al margen de la conferencia Fastmarkets Lithium and Battery Raw Materials, celebrada esta semana en Las Vegas.

Esta semana, Lake Resources se convirtió en la última empresa de litio en anunciar retrasos tras posponer tres años la primera producción de su proyecto de litio Kachi en Argentina. Alegando problemas de suministro eléctrico y otros problemas logísticos.

Albemarle, el mayor productor mundial de litio, está creciendo rápidamente en América, Asia y Australia. Aun así, prevé que la demanda mundial de litio supere a la oferta en 500.000 toneladas métricas en 2030. Diversas consultoras y otros productores tienen proyecciones ligeramente distintas, pero todos advierten de una escasez inminente.

“Es un gran reto”, afirma Eric Norris, responsable del negocio de litio de Albemarle.

Aunque se construyan más minas de litio, no hay suficientes instalaciones para producir tipos especializados del metal para baterías. Los fabricantes de automóviles podrían verse obligados a aceptar litio de menor calidad, lo que reduciría la autonomía de las baterías de los vehículos eléctricos.

“Hay una gran diferencia entre el litio que sale de la tierra y el que se utiliza en las baterías”, afirmó Sarah Maryssael, de Livent, que suministra a Tesla y está a punto de fusionarse con su rival Allkem a lo largo de este año.

La conferencia Fastmarkets, que en su día fue un evento de nicho al que acudían los incondicionales del sector, ha crecido rápidamente junto con la vertiginosa demanda de litio. Alrededor de 1.100 personas asistieron este año, casi el triple que en 2019 y un 68% más que el año pasado.

Fuente: GESTIÓN.

Related posts

Gasnorp: Más de 5,000 hogares ya cuentan con gas natural en Piura

admin-roveri-mye

Marsh lanza la primera solución global de seguros para riesgos de proyectos de hidrógeno verde y azul

admin-roveri-mye

Precio de balón de GLP se reducirá en un 10 %

admin-roveri-mye

Leave a Comment