14.9 C
Lima
17 de julio de 2024
Minería

Southern adelanta fecha de operación para proyecto Michiquillay

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) proyecta que, con la entrada en operación de diversos proyectos de ampliación que se construyen ahora, el 2025 el país produciría más de 3 millones de toneladas del metal rojo.

Tras el reciente anuncio de la reanudación del proyecto minero Tía María, de US$1,400 millones, ahora Southern Perú le suma sus proyecciones para adelantar el inicio de operaciones del megaproyecto cuprífero Michiquillay.

Según había reportado anteriormente esa empresa, del Grupo México, al Ministerio de Energía y Minas (Minem), su expectativa era que la futura mina Michiquillay, que demandaría una inversión de US$2,500 millones, se pondría en operación a partir del año 2032.

Ahora, el presidente de esa compañía, Oscar González Rocha, informó a un medio regional -RCR- que tiene previsto que Michiquillay entre en operación a partir del año 2029, es decir tres años antes de lo que hasta ahora tenía previsto.

Ese proyecto greenfield, ubicado en el distrito de La Encañada, en la provincia de Cajamarca, en la región del mismo nombre, fue adjudicado a Southern Perú en proceso de licitación realizado por ProInversión, en junio del 2018.

Se trata de una iniciativa de clase mundial, pues tiene recursos minerales inferidos de 2,288 millones de toneladas, con una ley de mineral de cobre estimada del 0.43%, además de subproductos de molibdeno, oro y plata.

¿Cuánto produciría por año?

Con su futura explotación a tajo abierto, detalla el Minem, se espera alcanzar una producción estimada de 225,000 toneladas métricas finas (TMF) de concentrado de cobre por año, es decir aún mayor que las 120,000 TMF anuales previsto a producir con el proyecto Tía María, a partir del año 2027.

La entrada en producción de ambos proyectos (que sumarían 345,000 TMF al año), permitiría a Southern Perú casi duplicar su actual producción (de 374,149 TMF el 2023), y ubicarse en el primer lugar (que hoy ocupa Minera Cerro Verde, con 466,463 TMF del metal rojo).

Fase de exploración

El viceministro de Minas, Henry Luna, indicó a Gestión que se espera que Southern concluya su actual fase de exploración en el megaproyecto Michiquillay, entre los años 2026 y 2027.

Según el Minem, actualmente el proyecto cuenta con Estudio de Impacto Ambiental semidetallado, lo cual le ha permitido continuar con sus programas exploratorios.

El viceministro Luna indicó que una vez que termine la fase exploratoria se empezará a definir la forma que tendrá el yacimiento.

Otros proyectos

Por lo pronto, la citada autoridad refirió que, actualmente, la mayoría de grandes proyectos mineros (sobre todo de ampliaciones de producción) se está reactivando, aunque cada uno se encuentra en diversas etapas.

Ese sector detalla que, hasta abril del 2024, hay tres grandes proyectos mineros, iniciados entre el 2022 y 2023, que están en ejecución, por US$1,395 millones, entre los que figuran San Gabriel (de oro); Ampliación Toromocho fase II (cobre); Yumpag (plata); y Reposición Inmaculada (oro).

El Minem prevé agilizar los proyectos de reposición Antamina (cobre), de US$1,604 millones; e Inmaculada, de US$1,319 millones, de forma que se ejecuten también este año.

En el caso de Antamina, Luna indicó que la empresa a su cargo ya anunció una inversión importante para esa iniciativa, pero todavía no ha presentado todos los documentos básicos para comenzar sus obras.

Proyectos para este año

De siete proyectos previstos a iniciar construcción este año, refiere el Minem, hay dos en marcha, como son Reposición Tantahuatay (oro), por US$127 millones, y Chalcobamba Fase I (de minera Las Bambas) por US$130 millones.

Están pendientes de iniciar obras, previstas para este año, los proyectos Corani (plata) por US$579 millones; Reposición Huaura (zinc) por US$76 millones; Ampliación Huancapeti (zinc) por US$345 millones, y Romina (zinc) por US$150 millones.

El viceministro Luna refirió que se espera que la mayor parte de esos proyectos empiecen a aportar a la producción a partir del año 2025, con lo cual, en el caso del cobre, se podría esperar una producción superior a los 3 millones de toneladas.

Para este año, el viceministro indicó que la proyección original era alcanzar una producción en torno a los 2.6 millones de TMF de cobre, pero con la reciente modificación normativa que autoriza a un incremento adicional del 10% en la producción, para este año se espera alcanzar los 3 millones de TMF.

 

Fuente: GESTIÓN

Artículos Relacionados

Sindicato de trabajadores de Las Bambas realizará nueva marcha el jueves 2 de junio

admin-roveri-mye

Congreso aprueba régimen especial de concesiones mineras en Madre de Dios

admin-roveri-mye

Menor suministro de cobre en 18 años impulsa al metal rojo antes de Cesco Week en Chile

admin-roveri-mye